Garitano espera la victoria de su equipo ante el Racing / Asksaibar

Los jugadores del Eibar, «con ganas de resarcirse» tras la derrota de Andorra

Los armeros tratarán de seguir siendo intratables en Ipurua ante un Racing en buen momento

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍA

El Eibar se prepara para recibir el domingo en Ipurua, a partir de las 18.30 horas, a un Racing de Santander reforzado tras encadenar dos partidos invictos, en los que ha logrado cuatro puntos. Además, los cántabros estarán apoyados por un buen número de aficionados, ya que se calcula que unos 500 seguidores racinguistas estarán en la grada del estadio armero.

El Eibar, que ha ganado sus tres partidos en Ipurua mostrando su fortaleza como local, arrastra por contra un déficit en sus salidas, en las que ha logrado un solo punto. El conjunto armero tratará de seguir con su firme estela en Ipurua, pero también buscará olvidar el duro traspiés de la última jornada en Andorra, donde perdió 2-0 en un partido en el que mostró su peor versión.

Gaizka Garitano ha afirmado en rueda de prensa que el equipo está «con ganas de resarcirse» tras la derrota del pasado fin de semana y que «cuando vienes de perder, hay que apretar y sacar el partido». El técnico armero ha recordardo que «en esta categoría no puedes perder el hambre porque si no te pasan por encima».

La derrota ante el debutante Andorra dolió mucho por la forma en la que se produjo. «Siempre analizamos lo que pasa en los partidos, cuando ganas analizas lo que has hecho bien y lo que has hecho mal. Esta semana ha sido igual que las demás, lógicamente ha habido más cosas que corregir porque hicimos un mal partido y perdimos justamente. Estamos con ganas de que llegue el domingo para darle la vuelta e intentar ganar», ha dicho el técnico armero.

Una carrera de fondo

«De hacer un gran partido pasamos en cinco días a hacer uno muy malo. El rival se impuso en todo a nosotros. Hemos analizado lo que teníamos que analizar y, ahora, a seguir adelante. Estamos con ganas, volvemos a jugar en casa e intentaremos sacar los tres puntos en una categoría en la que te da igual jugar contra el Granada que contra el Andorra, puedes ganar o perder igualmente porque la igualdad es máxima entre cualquier equipo», ha apuntado el responsable del banquillo armero.

Garitano reconoce que esta liga es una carrera de fondo y que en todos los partidos intentan salir a tope y con la máxima motivación. «Hay cosas que mejorar y cuando pierdes escuece más y tienes ganas de que llegue el siguiente partido para resarcirse. Lo mismo tiene que ser cuando ganas, para buscar una segunda victoria. Esta es una carrera de fondo en la que prima la regularidad, porque la diferencia entre los equipos es mínima. Cuando vienes de perder hay que apretar y sacar el partido».

«El Racing vendrá con ganas de ganarnos»

El Racing se presenta en Ipurua con la moral alta y con buenas sensaciones tras ganar 0-2 al Sporting de Gijón y empatar 0-0 con un jugador menos en El Sardinero ante Las Palmas. La última vez que el Racing jugó en Ipurua fue en la campaña 01/02 en Segunda y el partido acabó en tablas 2-2. Garitano admite que el cuadro cántabro se presenta en un buen momento. «Ha tenido problemas en ataque y le costaba hacer gol aunque siempre ha sido un muy buen equipo a nivel organizativo y a nivel defensivo. En estos dos últimos partidos, además de estar bien en defensa, han generado en ataque y han hecho dos muy buenos partidos. Vienen en un buen momento de confianza y seguro que con ganas de intentar ganarnos».

Evitar la ansiedad

El técnico armero quiere que su equipo se aleje de la ansiedad, de las prisas, y espera que hagan bien las cosas para que le sonría la victoria. «No nos puede poder la ansiedad. Los partidos aquí van largos, sabemos que los encuentros no se solucionan en 15-20 minutos. Las prisas siempre son malas. Tenemos que hacer lo que solemos hacer en casa, tratar de dar un ritmo alto al partido y tratar de parecernos a nosotros. Muchas veces no es ganar o perder, sino hacer las cosas en las que eres bueno y eres un equipo reconocible. Si hacemos esas cosas, tanto en defensa como en ataque siempre nos vamos a acercar más a dar una versión buena nuestra y a ganar», ha dicho.

Garitano quiere un equilibrio y que su equipo mantenga su propia personalidad: «No podemos etiquetarnos como que en casa ganamos siempre y fuera no. El año pasado hemos sido uno de los mejores equipos fuera de casa y tenemos que recuperar eso. Lo hemos demostrado el año pasado. Tenemos que hacer aquello en lo que eres reconocible: tirar bien la presión arriba, ser defensivamente seguros, poner ritmo al partido, sacar centros, jugar en campo contrario… Cuando no haces eso, como en el último partido, estás lejos de ser tú mismo y parecerte a tu mejor visión y ahí tienes problemas».