Jordi Calavera no llegará a tiempo para reaparecer mañana ante el Sporting

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

Ha pasado más de un mes desde que Jordi Calavera tuvo que retirarse lesionado al minuto de estrenarse como azulgrana precisamente en la ida de los dieciseisavos de final de la Copa ante el Sporting, pero pese a que su gran objetivo era estar listo para reaparecer mañana (18.30 horas) en el choque de vuelta ante los astures, no va a estar en disposición de poder hacerlo.

El lateral catalán ha estado trabajando muy duro desde entonces en Atxabalpe, pero sigue sin poder incorporarse al trabajo de grupo, por lo que sus opciones no ya de actuar como titular, sino incluso de poder disponer de unos pocos minutos, son prácticamente nulas.

Dado que sus problemas con las lesiones han sido una constante desde que por fin consiguió hacerse con un hueco en el plantel tras dos cesiones consecutivas, Mendilibar no va a arriesgar ni un ápice y menos ahora que tiene efectivos de sobra para afrontar un choque en el que el Eibar está obligado a remontar los dos goles que se trajo en contra del Molinón.

El técnico confiaba en poder contar con él, al igual que con el resto de los jugadores que menos opciones están disponiendo en lo que va de campaña, puesto que por mucha importancia que le conceda a la competición copera, no va a variar su idea de afrontar el choque de vuelta con los teóricos suplentes.

Será, por tanto, una ocasión de oro para que Pablo Hervías, Pere Milla, Bigas, Sergio Álvarez, De Blasis y Cardona destapen el tarro de sus esencias para ganarse un puesto en el esquema del de Zaldibar que cada vez se cotiza más caro. También parece muy probable que Markel Areitio disfrute de su debut con el primer equipo esta temporada, después de haber sido convocado en los cinco partidos que ya se ha perdido Marko Dmitrovic a causa de la pubalgia que le obligó a pasar por el quirófano.

 

Fotos

Vídeos