S.D. Eibar

Jordán ya es oficialmente del Sevilla

Joan Jordán, en su presentación como jugador del Sevilla./Sevilla FC
Joan Jordán, en su presentación como jugador del Sevilla. / Sevilla FC

El jugador se ha desplazado a la capital hispalense tras el acuerdo de venta entre el Eibar y el club nervionense

letizia gómez
LETIZIA GÓMEZ

Tras casi un mes de tiras y aflojas, el Eibar y el Sevilla anunciaron al unísono ayer por la tarde el acuerdo alcanzado para sellar el traspaso de Joan Jordán. La venta reportará al club armero unos ingresos cercanos a los 13 millones –de los que 2,5 irán a parar a las arcas del Espanyol–, mientras que el jugador triplicará su sueldo como nuevo jugador nervionense.

Incluso el último día se hizo tan largo como el resto de las jornadas de negociación para su compraventa. Pese a que el futbolista llegó a la capital hispalense a primera hora de la mañana de ayer para firmar su nuevo contrato por el Sevilla, hubo que esperar otras diez horas para que los dos clubes oficializaran el cierre de la operación.

Alguna de las partes debió anunciar con antelación su llegada a la capital hispalense, porque ya había cámaras esperándole en el aeropuerto de San Pablo cuando se bajó del avión a las 8.40 horas en un vuelo procedente de Valencia.

Allí le recibió también una delegación del Sevilla para conducirle al centro donde le realizaron las pruebas médicas pertinentes antes de la firma del contrato.

Hace semanas que se había cerrado el acuerdo con el futbolista para las cinco próximas temporadas, pero faltaba convencer al Eibar, que se aferró cuanto pudo a los 15 millones que figuraban en la cláusula de su jugador. Finalmente, tuvo que rebajar sus pretensiones y aceptar los 13 que finalmente Monchi puso sobre la mesa.

A sus 24 años, Joan Jordán da así un gran salto en su carrera y se despide del Eibar tras dos años brillantes en los que ha disputado 75 encuentros. Ha aportado diez goles, ocho asistencias y mucha calidad al juego ofensivo del Eibar.

Dinero para fichar

Alcanzar una venta similar cada verano sería la fórmula ideal para que el club armero dejara de depender tanto de los ingresos televisivos y, a su vez, incrementara poco a poco su tope salarial. Sin embargo, no cabe duda de que tener que despedirse de un jugador de la calidad del gerundense supone un problema estratégico para el Eibar.

Tiene dinero contante y sonante para fichar, sí. Pero volver a dar con un jugador que ofrezca el rendimiento que ha dado Joan Jordán en las dos campañas que ha jugado en Ipurua, especialmente en esta última en la que el Eibar encaraba su primera campaña sin Dani García, es tener mucho ojo y también mucha fortuna.

Con la pretensión de suplir al excapitán desembolsó el club armero cerca de cuatro millones al Sporting de Gijón para adquirir a Sergio Álvarez el pasado verano. Resultó que Joan Jordán se ganó la total confianza de Mendilibar para hacerse con una batuta que no ha soltado hasta su marcha.

Sergio Álvarez ya no será nuevo en el plantel y, tras rendir a buen nivel cuando tuvo que actuar de central por las circunstancias del equipo, ha ganado en seguridad para competir con fuerza por ese puesto que el catalán ha dejado vacante.

Pero sus características se asemeja más a las de Diop y Escalante, los otros dos mediocentros del equipo. Por eso mismo, la entidad azulgrana busca un jugador con un perfil más ofensivo y capacidad para distribuir el balón con la precisión del nuevo jugador del Sevilla. Tanto Eugeni Valderrama, jugador del Huesca que ha militado cedido en el Albacete, como el deportivista Edu Expósito se ajustan a lo que necesitan los eibarreses.