S.D. Eibar

Jordán será el mayor traspaso del Eibar con doce millones

Joan Jordán./MORQUECHO
Joan Jordán. / MORQUECHO

El club armero espera cerrar su venta al Sevilla por esa cantidad, de la que dos millones de euros le corresponderían al Espanyol

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZEIBAR.

En los próximos días, puede que incluso en horas, el Eibar formalizará la venta de Joan Jordán por no menos de doce millones de euros, por lo que el catalán se convertirá en el mayor traspaso de la historia del club armero. Todo apunta a que será el Sevilla el que consiga hacerse con una de las piezas más codiciadas del mercado, porque ése parece ser el destino que ha elegido el propio jugador tras haber sido seducido por una oferta irrechazable por parte del equipo hispalense. Sin embargo, el club sevillano tendrá que hacer un esfuerzo suplementario para convencer a un Eibar que espera embolsarse al menos 12 millones con esta operación, toda vez que la entidad azulgrana tendría que abonar dos millones al Espanyol, que se reservó un 20% de una posible venta que va camino de convertirse en realidad.

De esta forma, el Eibar se quedaría con 10 millones limpios, igualando el beneficio que obtuvo por el traspaso de Florian Lejeune al Newcastle hace un par de veranos, con la diferencia de que el central parisino costó 1,5 millones y tan solo permaneció aquí una temporada, mientras que por Joan Jordán se pagó un millón de euros, que se han amortizado con el excelente rendimiento que el de Regencós ha ofrecido en las dos campañas que ha vestido la camiseta azulgrana.

Después de un fin de semana de relativo descanso en los despachos, estaba previsto que el Sevilla y el Eibar retomaran las conversaciones para tratar de sellar un acuerdo que el jugador y la agencia que le representa esperan con impaciencia.

Pese a que las ofertas que la entidad de Ipurua ha recibido de los dos equipos de la Premier interesados en Jordán superan con creces las del Sevilla, el agente del futbolista, Héctor Peris, de Leader Sports, asegura que «el Eibar ya sabe lo que quiere el jugador» y recomienda que «se actúe con inteligencia», ya que recuerda que el centrocampista podría irse gratis al término de esta próxima campaña.

El de Jordán es el nombre que más ha sonado en el Arsenal para suplir la marcha de Aaron Ramsey a la Juventus y el West Ham también se ha mostrado dispuesto a abonar los 15 millones de su cláusula, aunque desde Sevilla insisten en que el jugador ya ha comunicado al Eibar y a sus compañeros que se mudará a la capital hispalense este verano.

El director general deportivo sevillista, Monchi, le habría ofrecido un contrato de cuatro años de duración, más un quinto en función de objetivos, así como una ficha con la que vería mejorada notablemente sus emolumentos actuales. Lógicamente, también se le impondría una cláusula de rescisión importante con la que la entidad blanquirroja quiere evitar que se vuelvan a repetir situaciones como la de Sarabia, que podría terminar fichando por el PSG, aunque también se reserva la posibilidad de hacer uno de su lucrativos negocios.

Pero de momento, las posturas entre los dos clubes están alejadas, porque el Sevilla se ha quedado anclado en una oferta de diez millones, que se antojan insuficientes, debido al mencionado porcentaje del 20% que el Eibar debe pagar al Espanyol. Monchi, por tanto, tendrá que hacer un último esfuerzo para cerrar la operación, cuyo precio final podría situarse en torno a los 12 millones, al margen de las comisiones.

Un mal menor

El Eibar perderá así una joya que Mendilibar ha pulido durante estos dos años hasta convertirlo en uno de los jugadores más prometedores de la categoría, pero realizar una venta así al año se ha convertido en una necesidad del club armero para poder elevar su techo de gasto, siempre condicionado a la cantidad que recibe en concepto de derechos televisivos, que supone el 90% de su presupuesto. Dado que el resto de los clubes cuentan con una masa social más grande y una mayor capacidad para generar otras vías de ingreso, un traspaso de esta cuantía es el camino más recto que le queda para incrementar su tope salarial.

Garagarza y el Levante

Todo queda en manos de Fran Garagarza, al que aún le queda pendiente su renovación. Ayer al mutrikuarra se le volvió a incluir en la terna de candidatos a ocupar la dirección deportiva del Levante, después de que su homólogo en el Valladolid, Miguel Ángel Gómez, rechazara la propuesta granota.