S.D. Eibar

Los japoneses no olvidan al Eibar

Un periodista japonés regaló una botella de Sake a Mendilibar como agradecimiento por un favor que le hizo hace tiempo. / M. ASKASIBAR
Un periodista japonés regaló una botella de Sake a Mendilibar como agradecimiento por un favor que le hizo hace tiempo. / M. ASKASIBAR

La presencia de seguidores y periodistas nipones sigue siendo habitual en Atxabalpe pese a la marcha de Inui hace ya nueve meses

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

En Japón no olvidan que fue el Eibar el que propició que Takashi Inui se haya consolidado como jugador de Primera y que, en consecuencia, sea considerado como una estrella en su país. Pese a que el jugador nipón hace ya nueve meses que abandonó el club armero para fichar en verano por el Betis, en el país del sol naciente persiste el cariño y la admiración que se generó en su día hacia la entidad azulgrana. Por eso mismo, sigue siendo habitual ver en los entrenamientos de Atxabalpe, así como en las gradas de Ipurua, a seguidores y periodistas de aquel país, que aseguran que su amor por los colores azulgranas no ha cambiado aunque Inui ya no esté aquí para defenderlos.

Uno de los ejemplos más palpables se ha vivido esta misma semana en las instalaciones que hacen de cuartel general del Eibar en Atxabalpe. Hasta allí acudió el miércoles un numeroso grupo de jugadores de la selección juvenil de Okinawua, que aprovechando un viaje por estas tierras no quisieron perderse el entrenamiento de los eibarreses.

No habían venido a ver a Inui, sino al Eibar y, de hecho, confesaron que, aunque siguen de cerca todo aquello que hace su ídolo, de cara al sábado sus preferencias están muy claras. «Queremos que gane el Eibar», declaró uno de los integrantes del equipo, mientras los demás asentían con la sonrisa de oreja a oreja. «Nos gusta mucho Inui, pero nos gusta más el Eibar», dijeron, dejando constancia de su agradecimiento por la apuesta que hace cuatro años hizo el club armero por el jugador japonés.

Un periodista nipón hizo un regalo a Mendilibar para agradecerle un favor que le hizo el técnico

Un detalle de agradecer

La anécdota no se quedó ahí. Aprovechando que estos jóvenes aspirantes a futbolistas habían exigido incluir Atxabalpe como uno de sus lugares a visitar, hasta aquí se acercó también un periodista nipón con una misión muy concreta, hacerle un regalo a José Luis Mendilibar para agradecerle un gran detalle que el técnico tuvo con él al término de una entrevista.

Por aquel entonces el periodista en cuestión había venido en autobús desde Bilbao a Arrasate y se había desplazado a pie hasta Atxabalpe, situado en el barrio Garagarza, a varios kilómetros del centro de la localidad. Aquel día llovía y hacía frío, de modo que el preparador vizcaíno no tuvo ningún reparo en ofrecerse para llevarle de vuelta a la parada donde debía coger el autobús de vuelta a Bilbao.

Impactado por el detalle, el redactor nipón ha esperado la oportunidad perfecta para volver al lugar de los hechos con una botella de sake que protegió como un tesoro hasta que finalmente se la pudo entregar a Mendilibar.

Lógicamente, el entrenador armero le recordaba perfectamente y, aunque le explicó que cualquier otro hubiera hecho lo mismo, aceptó encantado un licor que probablemente permanecerá para siempre guardado en esa botella.

Son este tipo de gestos pequeños lo que hacen grande a un club que, pese a perder la proyección internacional que suponía tener a un japonés que llegó a destacar en el Mundial de Rusia, sigue manteniendo muchos adeptos en Japón.

De hecho, en los tres años en los que Inui permaneció en el Eibar el club no llegó a conseguir ningún patrocinador japonés, y lo ha logrado precisamente cuando se ha ido. Finalmente, el denostado esfuerzo realizado por el club por meter la patita en el mercado nipón se ha visto recompensado esta temporada con la consecución de un acuerdo con la firma Hikoki, cuyo logo figura desde hace unos meses en una de las mangas de la camiseta armera.