S. D. Eibar

Incapaz de sumar fuera, el Eibar lo fía todo a Ipurua

Cucurella se lamenta de la ocasión más clara del Eibar en el derbi del sábado en San Mamés. / ARIZMENDI
Cucurella se lamenta de la ocasión más clara del Eibar en el derbi del sábado en San Mamés. / ARIZMENDI

La derrota y la imagen mostradas en San Mamés confirman su parco rendimiento fuera de casa | El cuadro de Mendilibar suma ya más derrotas que resultados positivos en sus desplazamientos, donde solo han rascado 8 de los 31 puntos

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

Una vez más ha quedado de manifiesto que, pese a que San Mamés no es un territorio hostil para el Eibar, sí que le está vetado ganar allí y, por lo visto el sábado, también comportarse tal y cómo es. Sin hambre y sin intensidad, el de Mendilibar pasa a ser un equipo vulgar, y si desplegando su mejor fútbol ya tiene que sudar tinta para puntuar, desprovisto de sus armas se ha visto abocado a engullir por la fuerza una nueva derrota fuera de casa, nada menos que la séptima de la temporada.

No es un dato que deba pasar desapercibido, porque su nula capacidad para llenar su despensa de puntos en sus salidas deja a los azulgranas a expensas de mantener la firmeza que está exhibiendo en Ipurua, y el Getafe ya le recordó en la última cita lo complicado que puede resultarle conseguirlo.

Podría justificarse el mal juego desplegado por los armeros como ese día torpe que todos podemos tener en la oficina, pero el caso es que los apenas ocho puntos que se ha embolsado lejos de su feudo indican que su parco rendimiento lejos de casa es un mal endémico que le acompañado durante toda la temporada.

La victoria obtenida en Montilivi ante el Girona (2-3) allá por el 6 de octubre es la única de la que pueden presumir los azulgranas, y a esos tres puntos sumados en la octava jornada tan solo han añadido cinco más de otros tantos empates obtenidos frente al Atlético (1-1), Valladolid (0-0), Betis (1-1), Leganés (2-2) y Sevilla (2-2).

Un paupérrimo bagaje que los de Mendilibar se han encargado de compensar en Ipurua y así parece que va a tener que seguir haciéndolo, especialmente en las tres próximas citas que afrontará en casa. Primero ante el Celta el próximo domingo (12.00 h.), dentro de dos semanas frente al Valladolid, partido fijado para el domingo 17 de marzo, también a las 12.00 horas, y ya a principios de abril cuando se presente aquí el Rayo Vallecano.

Mendizorrotza y el Ciutat

Con 31 puntos en su haber, los armeros saben que con esos nuevos puntos que se pondrán en liza en su fortín certificaría su quinta permanencia consecutiva, pero también son conscientes de lo difícil que será mantener intactos sus buenos números en casa ante tres rivales que se juegan la vida, por lo que también les convendría conquistar algún resultado positivo en sus dos siguientes desplazamientos a Vitoria, el sábado 9 de marzo (13.00), así como en Levante, el 31 de marzo, justo después del parón previsto para el próximo mes.

Entre tanto, Mendilibar cruza los dedos para recuperar a Ramis, cuya ausencia se está dejando notar más que ninguna, y tendrá que poner remedio al cansancio que evidencian algunos jugadores.