SD Eibar

La hora de José Antonio Martínez

El defensa Martínez sabe que esta pretemporada es transcendental en su carrera deportiva en el cuadro armero./ASKASIBAR
El defensa Martínez sabe que esta pretemporada es transcendental en su carrera deportiva en el cuadro armero. / ASKASIBAR

El onubense luchará en la pretemporada por hacerse con la titularidad en defensa. El defensa central llegó el verano pasado a Eibar desde el Barça B, pero fue cedido al Granada CF

ANDER CURIELEIBAR.

Tras una temporada lejos de Ipurua, el jugador de la Puebla del Condado (Huelva) José Antonio Martínez tendrá la oportunidad de debutar al fin con la SD Eibar en Primera División este año.

El defensa central, de 26 años y más de 1,90m de altura, se convirtió el verano pasado en el primer fichaje por parte del equipo de Fran Garagarza de cara a la temporada 18/19. Martínez fue anunciado como nuevo miembro de la primera plantilla de la SD Eibar y se incorporó al equipo para ser el refuerzo de Ramís, Anaitz Arbilla y Paulo Oliveira. Todo apuntaba que Mendilibar contaba con él, y su proyección de futuro auguraba un margen de mejora importante en el equipo. «Mi sueño es debutar en Primera División» afirmó el jugador nada más llegar.

Sin embargo, y para sorpresa de gran parte de la afición armera, el jugador no llegó a Agosto dentro de la dinámica del primer equipo. El 30 de julio de 2018 el Eibar anunció la cesión del jugador al Granada CF, en Segunda división. Un movimiento con el que, según el defensa en una entrevista a este diario, decía que «me llevé una decepción, porque me ilusionaba quedarme».

Importante en Granada

A pesar de su cesión a un Segunda División, Martínez se mostró dispuesto a darlo todo para demostrar su nivel futbolístico, y aunque no debutó con el equipo andaluz hasta la jornada cuarta, una vez disputado su primer partido con el Granada solo la lesión en el abductor derecho volvió a sacarlo del terreno de juego a final de temporada.

Con una media de más de 86 minutos por partido la pasada temporada, Martínez se convirtió en uno de los artífices del ascenso del Granada CF a la Primera división.

Un crecimiento en lo futbolístico que ha provocado que esta temporada el Eibar lo haya vuelto a llamar a filas para la pretemporada estival.

Futuro incierto

Pese a su buen rendimiento en el equipo rojiblanco, el Eibar cuenta con seis defensores para su zaga. Un factor que provoca que la continuidad del central no esté asegurada al 100% en el equipo. «Sigo teniendo mucha incertidumbre, porque no sé cuál será mi situación en el equipo», afirmó el jugador en el mes de junio. Sin embargo, su objetivo principal es el de quedarse en Eibar: «Intentaré darlo todo para demostrar que puedo y quiero jugar en la Liga con el Eibar» añadió.

Tras la renovación de Iván Ramis, los ya consolidados Paulo Oliveira, y Anaitz Arbilla y la incorporación este verano de Rober Correa, cinco son los centrales que estarán disponibles, de momento, para José Luis Mendilibar. Sin duda, una cantidad excesiva de activos para un mismo puesto que, seguramente, provocará la salida de alguno de ellos este verano. Por ello, la imagen y el trabajo realizados esta pretemporada cobrará un papel más importante que nunca, y Martínez es consciente de ello. Su objetivo principal es el de jugar en Primera división y en el Eibar tendrá la oportunidad de ganarse un puesto en la categoría.