SD Eibar

Hervías: «Nadie piensa en llegar al parón con cero puntos y sí en ganar a la Real»

Hervías posa sonriente antes del entrenamiento de ayer. /MORQUECHO
Hervías posa sonriente antes del entrenamiento de ayer. / MORQUECHO

El extremo riojano transmite optimismo en vísperas de su primer derbi como armero frente a la Real, club en el que se forjó Pablo Hervías Jugador del Eibar

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

Fue uno de los grandes artífices del ascenso del Valladolid y, pese a que se ha visto relegado al banquillo en sus dos primeras citas como armero, Pablo Hervías está feliz por haber conseguido una plaza en la plantilla, el objetivo que se marcó cuando fichó por el Eibar el verano pasado. Los resultados no han sido los esperados, pero tiene claro que este equipo tiene capacidad para solventar este mal inicio y espera conseguirlo en el derbi ante la Real Sociedad, el club que le vio crecer.

- De la alegría de lograr el ascenso con el Valladolid, a convivir con un inicio complicado...

DNI:
Nació el 8 de marzo de 1993 en Logroño.
Trayectoria:
Tras llegar a debutar en Primera con la Real, también militó en Osasuna, Oviedo y Elche.
Vuelta a Primera:
Llega tras haber ascendido con el Valladolid, donde fue cedido tras fichar el verano pasado por el Eibar.

- ¡Pero es que esto acaba de empezar y queda muchísimo! No esperábamos perder los dos primeros partidos, pero no es para preocuparse. No hay que hacer un drama.

«Yo soy positivo y creo que vamos a hacer un buen partido el viernes ante la Real»

«Marcados en rojo solo tengo el partido de ida y el de vuelta ante el Valladolid»

- Está de vuelta en Primera.

- Cuando firmas por un equipo de Primera y te vas cedido a un Segunda, sueñas con ascender y volver al equipo que te fichó. Lo he conseguido, así que imagínate lo contento que estoy.

- El Valladolid pujó por su vuelta. ¿Pensó en volver a Pucela o tuvo claro que quería quedarse aquí?

- Cuando las cosas te van bien en un equipo es lógico que te quieran, y al principio yo también pensé que sería positivo para mí quedarme allí porque ya tenía el hueco hecho, conocía el club, la ciudad, pero cuando supe que no sería así peleé a muerte por hacerme un hueco aquí.

- Y no es nada fácil ganarse la confianza de Mendilibar.

- Aquí hay mucha competencia y de primer nivel, pero tras celebrar el ascenso tuve claro que tenía que descansar bien, venir con las pilas cargadas y luchar por quedarme.

- El verano pasado no tuvo opción de descubrir lo que es el Eibar. ¿Corrobora lo que dicen todos?

- Parece un tópico pero es verdad. Al ser un club pequeño es muy familiar y la gente es mucho más cercana. Todos los trabajadores, desde el primero al último, te hacen sentir en casa. Me llamó mucho la atención que vinieran a verme tanto en Valladolid y aquí he podido comprobar que lo que se dice es verdad. Me quedé loco cuando llegué.

- Dos años y tres meses después de su último partido con la Real volvió a la máxima categoría

- Sabía que mi último partido fue el 1 de mayo del 2015, pero no había hecho cuentas. En esos campos he jugado en Segunda y tampoco te das cuenta de que estás de vuelta en Primera. Sales y haces tu trabajo. He hecho un trabajo que me ha traído de vuelta y espero que esto solo sea el principio.

- Se le esperaba en el once.

-Y yo, pero no solo ante el Getafe, sino también frente al Huesca. Para eso se trabaja, pero el entrenador toma sus propias decisiones, no me eligió y ya está. Lo único negativo es que el equipo perdió.

- ¿Pesa la lesión de Pedro León?

- Cuando pierdes a un jugador de su clase el equipo se resiente, pero somos profesionales y, aunque le deseamos una pronta recuperación, vamos a trabajar duro para que su ausencia se note lo menos posible.

- Aún no se ha visto la conocida versión del Eibar. ¿Qué falta?

- Es obvio que está faltando solidez defensiva y no me refiero solo a la línea de atrás. Todos debemos poner nuestro granito de arena en ese aspecto, pero no me cabe duda de que iremos mejorando. Yo soy bastante positivo y creo que haremos un buen partido el viernes ante la Real.

- Por las cinco temporadas que militó allí, este derbi será uno de los partidos marcados en rojo en su agenda, ¿no?

- Me enfrentaré a muchos amigos, con los que compartí residencia desde los 12 años, pero lo cierto es que marcados en rojo tengo el partido de ida y el de vuelta ante el Valladolid. Al final mi último partido con la Real fue el 1 de mayo del 2015, hace ya mucho tiempo.

- El Eibar se ha impuesto en los cuatro precedentes anteriores en Ipurua, pero la Real llega con una mejor dinámica y un ánimo más reforzado.

- La dinámica es importante y así lo pude comprobar con el Valladolid, porque el que mejor llegó al play off ascendió, pero las dinámicas también se acaban, tanto las buenas como las malas. Garitano ha sabido implantar su sello en poco tiempo, pero nosotros tenemos que pensar solo en nosotros y cambiar la línea negativa para sumar los tres primeros puntos en nuestro casillero.

- Sería demoledor para la confianza llegar al parón sin estrenarlo.

- No hay ni que pensarlo. En nuestra cabeza no cabe llegar al parón con cero puntos en el marcador. Solo pensamos en ganar a la Real.

- ¿Qué mensaje se le puede transmitir a la afición para que recupere la ilusión?

- Hay que tener un poco de calma. Lo importante no es cómo empiezas, sino cómo sigues y, sobre todo, cómo acabas. No contábamos con perder ante el Huesca. Ante el Getafe era otra historia porque es un equipo curtido en estas batallas. Perdimos los dos, pero hay que tener tranquilidad y seguir trabajando, porque calidad en el equipo hay y mucha y ganas e ilusión también.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos