El goleador de Elgoibar, Stoichkov y Joseba Llorente

Tres grandes goleadores de la SD Eibar en Segunda de la década de los 50, inicios del siglo XX y 2022

JESÚS GUTIÉRREZ*

El elgoibarrés Carlos Uncilla Ondarre fue durante muchos años el máximo goleador del Eibar en 2ª en una temporada. En su larga trayectoria tras inicarse en el Elgóibar con 16 años, pasó después durante el servicio militar al Maestranza Aérea de Logroño, Calahorra, Elgoibar, Jaén, Mirandés, triunfar en el Eibar para posteriormente dar el salto a 1ª al Alavés, y aunque no jugó ningún partido en la máxima categoría siguió su carrera en el Córdoba, y finalizó tras tres años con su vuelta al Mirandés y el último, ya con 36 años, en el Aurrera de Ondarroa.

En el Eibar jugó en la primera temporada en la que los azulgranas militaron en 2ª, la 53-54, y en 28 partidos logró 16 goles. Curiosamente no marcó hasta su noveno partido, y al final de la primera vuelta llevaba solamente tres goles en 15 partidos. A partir de ahí, se desmelenó. Uncilla marcó trece goles en los catorce partidos de la segunda vuelta que jugó, incluyendo cuatro dobletes.

De ese modo establecía la citada mejor marca de un goleador del Eibar en una sola temporada en 2ª, ya que sus 16 goles no fueron superados hasta que en la 04-05 Joseba Llorente logró 18 goles. Y ese es uno de los retos de la temporada para Juan Diego Molina 'Stoichkov', que no pudo tener mejor broche para igualar a Uncilla con 16 goles en lo que es el gol más rápido de la historia en Segunda, el que marcó al Amorebieta. Su siguiente referencia es superar a Joseba Llorente y sus 18 goles. Uncilla con 36 años asumió la dirección técnica del Elgóibar, y su mano se notó para bien. El equipo militaba en Regional y compitió en el Campeonato de España de Aficionados de 1966. En octavos de final eliminó con apuros al Calahorra tras ganar en Lerun 4-0 y perder 3-0 en la vuelta. Pero el verdadero problema llegaría en cuartos de final, y no fue solamente un problema deportivo. El rival era el Alaquas valenciano, pero Uncilla declaró en prensa que el Elgóibar no tenía dinero para desplazarse hasta Levante y que posiblemente renunciarían a competir, y que enterados de la circunstancia los del club vecino, la SD Eibar se había ofrecido a abonar el costo del viaje, que ascendía a 40.000 pesetas, cuando el presupuesto de toda la temporada del Elgóibar eran 37.000 pesetas. Finalmente se colocaron en las tiendas elgoibarresas listas de donantes, el Ayuntamiento ayudó mucho e incluso la Federación Guipuzcoana. En lo deportivo derrota en Alaquas por 2-0 y en la vuelta el delirio. En el comienzo del partido los visitantes marcan dos goles y todo parecían perdido, pero el Haundi marca cinco goles y se clasifica para semifinales. Entonces Uncilla declara que la entrada en Lerun ha sido tan grande que van a devolver al Eibar el dinero prestado, lo que agradecen enormemente, y que incluso les sobra dinero para ir a Madrid, ya que el Real Madrid Aficionado es el siguiente rival. Superado el duro momento del viaje a Levante la prensa informó que la Real Sociedad se planteaba ceder su autobús para que el Elgóibar viajase a Madrid. Les quedó el honor a los elgoibarreses de jugar en el Bernabéu, perdiendo 3-0, y en Lerún nueva derrota por 1-2 en semifinales, que derivaron en una final Real Madrid-Barcelona. En el banquillo del Haundi en el Bernabéu el antiguo goleador azulgrana al que superó en su marca Stoichkov, un jugador que puede romper marcas en el Eibar y que, tras igualar a Llorente en los 18 goles con su gol logrado ante Las Palmas, su siguiente reto será superar esta cifra.

*Fundación SD Eibar