Garitano repartirá minutos de calidad en los dos amistosos de hoy y mañana

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

Tras varios días de trabajo intensos, alterados únicamente por la presentación de Vadillo, Chema y Jon Bautista, las tres últimas incorporaciones realizadas por el Eibar, el plantel azulgrana se dispone a encarar los dos amistosos consecutivos que completarán su cuarta semana de preparación. El primero se llevará a cabo esta misma tarde, a las 18.30 horas, en Atxabalpe, donde el conjunto dirigido por Gaizka Garitano ejercerá de anfitrión ante la visita del Amorebieta.

A pesar de que la idea inicial era celebrar este encuentro a puerta cerrada por motivos de seguridad, la petición de varias decenas de aficionados armeros de poder acudir al encuentro ha llevado al club a tomar la determinación de realizar distintas actuaciones estos días en las instalaciones arrasatearras para garantizar las mejores condiciones posibles y permitir así que hasta 150 seguidores puedan acceder al recinto, bajo el requisito de tener que presentar el carnet de abonado.

Después de haber dispuesto de tres partidos para dar minutos a todos los jugadores que tiene a su cargo, a excepción de los tocados Glauder y Correa, cabe pensar que el técnico vizcaíno aprovechará esta cita para condensar esfuerzos de manera más intensa, y más teniendo en cuenta que mañana tendrá otra importante cita en Tafalla (11.30 h.) ante el Huesca para que los recién llegados tengan opciones de mostrar el nivel de forma con el que han llegado.

Por otro lado, el Eibar conoció ayer el horario de la quinta jornada liguera, en la que recibirá al Granada, el lunes 12 de septiembre a las 21.00 horas.

Franchu jugará como cedido en el Cartagena

Pocas horas después de que César Palacios reconociera que el Eibar estaba buscando una salida Franchu Feuillassier, el Cartagena ha levantado la mano para ofrecerse como destino para el argentino, y ni el club armero ni el futbolista han dudado en aceptar el ofrecimiento del Efesé para que el extremo juegue allí esta temporada en calidad de cedido, aunque el acuerdo incluye una opción de compra. De esta forma, el conjunto armero libera en parte el 'overbooking' que se había creado en la banda izquierda tras el fichaje de Álvaro Vadillo.