Gaizka Garitano piensa en la Copa. / ASKASIBAR

S.D. Eibar

Garitano hará cambios en el equipo ante el Gernika

El preparador armero está ilusionado para afrontar el primer duelo de Copa

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍA

La SD Eibar afronta este jueves a las 19.00 horas en Urbieta la primera eliminatoria de la Copa del Rey ante el Gernika, equipo de la Segunda RFEF. Garitano aprovechará este encuentro para rotar, para dar minutos a los menos habituales, pensando que el lunes deben jugar en La Romareda, a las 16.00 horas, el partido liguero frente al Zaragoza.

El preparador armero se muestra ilusionado para jugar ante el Gernika, «estamos ilusionados. Personalmente es una competición que me gusta mucho y desde el principio le queremos dar la máxima prioridad para seguir adelante. Ese es nuestro principal objetivo ahora. Quiero ganar. No me tomo los partidos para ir cogiendo ritmo ni hacer probaturas».

Garitano admite que hará cambios: «Lógicamente haremos cambios en el once, pero sacaremos un equipo competitivo, porque lo que quiero es pasar, no dar minutos. Para eso están los amistosos. No es una competición para que jueguen los suplentes». El responsable del banquillo armero insiste en que se trata de un partido imporante, «el campo es de hierba artificial, habrá que ver el tiempo que hará. En muchas cosas las fuerzas se igualan y se suelen dar sorpresas. No se pueden poner excusas».

«Me encanta que la competición sea como es, con sus dificultades y cambios de terreno, porque los que avanzan son los que mejor se han adaptado a todas las circunstancias. Dentro de su categoría es un buen equipo, pero intentaremos plasmar nuestra superioridad. No nos podemos fiar. Por eso es bonita la Copa, porque para avanzar te tienes que adaptar a muchas circunstancias nuevas, Por eso me gusta este formato. En los últimos años el Eibar no ha tenido un gran recorrido en la Copa y queremos que sea un año importante», admite.

La marcha en la Liga es realmente positiva, colocados en la segunda posición, los armeros son serios aspirantes al ascenso a Primera, el técnico azulgrana confiesa que está «muy feliz» con los jugadores, «en especial con los que no están jugando porque su actitud es encomiable. Doy mucha trascendencia al día a día y hay un gran ambiente». Y ante el Gernika afirma que «jugarán los que creemos que estarán mejor para ganarlo. Tenemos pocos lesionados y tenemos gente disponible para jugar. Tenemos jugadores que no solo necesitan minutos y los merecen. Hemos recuperado a Arnaitz Arbilla y estamos en condiciones de afrontar este partido con los jugadores del primer equipo».