Garitano confía que su equipo haga un buen partido ante el Mirandés.. / askasibar

S.D. Eibar

Garitano considera que ante el Mirandés el partido «será más dinámico»

El entrenador armero destaca que «estamos disfrutando, sentimos que estamos haciendo bien las cosas»

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍA

Gaizka Garitano ha manifestado que «estamos disfrutando» y «no sentimos presión, sentimos que estamos haciendo bien las cosas y es por eso por lo que vamos los primeros». Estas palabras del preparador del líder Eibar reflejan el estado de ánimo del equipo para recibir este domingo a las 18.15 horas en Ipurua a un Mirandés que desde que ha llegado el elgoibarrés Joseba Etxeberria ha hecho una remontada para eludir la zona de descenso.

El técnico azulgrana considera que «nos va a venir un partido diferente a lo que hemos tenido últimamente, mucho más dinámico» y confiesa en «hacer un buen partido, ganar y seguir en la racha que llevamos».

«El Mirandés ha cambiado para bien. El talento ya lo tenían, la calidad de los futbolistas es muy grande. A esa calidad y talento le han unido organización, una buena organización con balón, sin balón, en las transiciones, en el balón parado. Ahora es un equipo mucho mejor. Tienen jugadores con mucha calidad de mitad de campo para adelante. Es un equipo muy vertical, muy dinámico, con gente mucho más rápida, de unos contra unos. Vamos a tener que defender bien si queremos tener opciones», añade un Garitano que se fija en el partido jugado ante el Lugo la pasada jornada para «firmar el resultado y la actuación que tuvimos contra el Lugo. Todos los partidos son diferentes, este rival es muy diferente a lo que hemos jugado este mes aquí».

Quedan nueve jornadas, dos meses para que concluya la liga regular, «en estos dos meses vamos a pasar momentos buenos y también momentos malos. Tenemos que estar tranquilos. Nadie dijo que esto iba a ser fácil. Quedan 27 puntos y es una pérdida de tiempo mirar a los demás. Que el Eibar intente ganar todos los partidos que pueda porque vamos a tener que ganar un montón de partidos».

El responsable del banquillo del Eibar habla de Ipurua y considera que debe ser «un fortín, como ha sido hasta ahora. La comunión equipo-gente se vio desde el segundo partido, que perdimos contra la Ponferradina, íbamos los últimos y al final del partido la gente nos despidió con un montón de aplausos. Eso dice mucho de la gente de Eibar, que siempre ha estado en las buenas y en las malas y en eso vamos muy juntos. Estamos muy identificados con la afición y creo que la afición también con el equipo por cómo juega, por cómo pelea, por cómo trabaja. Eso tiene que seguir hasta el final subamos o no subamos, estemos arriba o no».