José Pozo con el dorsal 22 en un encuentro con el Rayo Vallecano. / EFE

SD Eibar Garitano comienza a preparar el choque frente al Leganés con varias dudas

El Eibar agota las últimas horas del mercado de verano por hacerse con un media punta ofensivo, que puede ser José Pozo, del Rayo Vallecano

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍA

La plantilla, tras la jornada de descanso de este martes, vuelve a entrenar en la mañana del miércoles para preparar el choque que le espera en Butarque frente al Leganés. El Eibar se presentará en el feudo pepinero con el objetivo de enseñar sus cartas cara a mostrarse candidato firme a ser uno de los serios aspirantes a subir. Una semana apretada en cuanto al calendario de ensayos preparatorios se refiere, solo son tres sesiones.

No obstante, hay motivos para tener una relativa calma por la simple razón que el pasado domingo ante la Ponferradina, el equipo dio muestras de contar con un fondo de armario garantista. En lo más inmediato, estas horas son de espera, primero por saber cuál el estado físico de los lesionados, el club no ha emitado parte alguno sobre Arbilla y Correa, ambos se retiraron renqueantes en el tramo final del duelo ante la Ponferradina; también se está pendiente del central Venancio, que no jugó en la última jornada por molestias; y, otra de las incógnitas es saber cómo evoluciona Vadillo, el centrocampista aún no se ha estrenado y ni siquiera ha estado convocado al arrastrar un lesión en el sóleo. Y otro motivo de espera es conocer la identidad de un medio punta que busca la dirección deportiva, se habla del centrocampista del Rayo Vallecano José Pozo (26 años), que vendría en calidad de cedido, pero antes hay que encontrar una salida a Glauder. Pozo fue autor del 0-1 del Rayo ante el Eibar en Ipurua en la temporada 18/19, partido que fue finalmente ganado por los armeros por 2-1, con goles de Charles y Pedro León. Mañana a las 23.59 se baja el telón al mercado de verano, por tanto son horas intensas para todos los equipos.

Disputada la tercera jornada, el Granada es líder en solitario con nueve puntos, dos más que el Eibar que es tercero

Concluida la tercera jornada en Segunda este pasado lunes, una de las lecturas es que el líder Granada muestra su fortaleza en el presente arranque liguero, lo ha hecho con mucha autoridad. El cuadro nazarí lleva tres victorias de tres, 9 puntos y 7 goles a favor y 0 en contra. Su capacidad goleadora la mostró ante el Villarreal B, a quien ganó 3-0, pero, al margen de su facilidad para ver puerta, su comportamiento de defensivo es realmente efectivo, no cuenta con fisuras, destaca por su solidez. Es líder en solitario exhibiendo sus credenciales a retornar a Primera, categoría de la que bajó la pasada campaña. Le sigue Las Palmas, que es segundo, con 7 puntos y 6 goles a favor y ninguno en contra, el cuadro insular es otro de los que se postula a estar arriba y que viene comportándose como un equipo firme en defensa y eficaz en ataque.

Entre los seis primeros, destacan Granada y Las Palmas (segundo) por su solidez defensiva, al no haber recibido ni un gol

El Eibar, tercero, con 7 puntos y 5 goles realizados y tres recibidos está en la pomada, siguiendo de cerca a las dos primeras plazas y empatado a puntos con los canarios; cuarto clasificado es el Alavés con 7 puntos, quinto el Albacete con 7 puntos y sexto el Cartagena con 6, los mismos puntos que Ponferradina y Oviedo. Es innegable la igualdad en la zona alta, todo está a un partido y hay muchos equipos con el objetivo de subir.