El delantero Stoichkov ha mostrado su olfato goleador, lleva ya cuatro goles en su casillero. / ASKASIBAR

Ganar al Ibiza es clave para aspirar a estar en el grupo de cabeza

La SD Eibar debe ser fuerte en Ipurua y evitar encajar goles, un doble reto en su objetivo para tener la mirada puesta en lo más alto

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍA EIBAR.

Ipurua vivirá hoy al mediodía, a las 14.00 horas, uno de los tres duelos inéditos, el primero ante el UD Ibiza. Nunca se ha enfrentado la SD Eibar al UD Ibiza, ambos lo harán en Segunda, en la Liga SmartBank, con papeles distintos: en el caso del cuadro armero, descendido de Primera y candidato a luchar por el retorno a la máxima categoría y, en el caso del equipo ibicenco, recién ascendido y, hasta ahora, en las siete jornadas disputadas, es la gran revelación con una trayectoria impecable, invicto y cuarto clasificado. Las estimaciones que se barajaban en el Eibar apuntaban que alrededor de 3.000 abonados asistirían a este partido, pero finalmente no se ha llegado a esa cifra y la cantidad rondará por encima de los 2.400.

Volviendo a la historia, el FC Cartagena y CF Fuenlabrada son otros dos equipos con los que nunca se ha enfrentado la SD Eibar. Ante el cuadro cartagenero debe jugar el Eibar el próximo 22 de octubre, viernes, a las 21.00 horas en Ipurua, y con el equipo fuenlabreño en noviembre, pero en el estadio Fernando Torres. Al margen del devenir de la historia, Gaizka Garitano y sus hombres afrontan en la jornada de hoy un enfrentamiento pleno de dificultad. El Eibar buscará el triunfo, así lo ha manifestado el preparador armero quien considera que ganar es la «clave para meternos en ese grupo de cabeza», y para ello, «necesitamos hacernos fuertes en casa». Un mensaje claro, sin duda. El Eibar solo ha ganado un partido en Ipurua de los tres que ha jugado y en ninguno de ellos ha mantenido la portería a cero, este es, sin duda, otro de los objetivos del cuerpo técnico. «Hemos mantenido solo una vez la puerta a cero. El equipo está defendiendo bien, pero solo en secuencias y no durante los noventa minutos. Siempre tenemos alguna laguna o algún pequeño error». La única vez que no recibió fue en El Plantío ante el Burgos CF, a quien ganó por 0-1 con gol de Corpas. La SD Eibar afronta dos retos: el primero es ganar y colocarse en los puestos cabeceros, postulándose así como un candidato a luchar por el ascenso y, el segundo, es ser hermético como bloque y evitar encajar goles que acaben complicando su marcha.