ASKASIBAR

SD Eibar

Ganar para evitar mirar a Butarque y a Zorrilla

El Eibar depende de sí mismo para lograr el ascenso, pero si empata o pierde también puede subir si pinchan Almería o Valladolid

Iker Castaño
IKER CASTAÑO

Ganar y evitar mirar más allá. Es el único objetivo que tiene en mente hoy en la última jornada el conjunto dirigido por Garitano. Sumando tres puntos será, independientemente de lo que pase en Butarque o en Zorrilla, equipo de Primera. No obstante, si al término de los noventa y pico minutos el encuentro acaba en empate o derrota, el cuerpo técnico y los aficionados deberán conectar con la radio –como ya sucedió en 2014 cuando ganó al Alavés en Ipurua y esperaba una derrota de Las Palmas y un pinchazo del Murcia que finalmente se dieron– para ver si Almería o Valladolid han caído derrotados para celebrar el ascenso.

El cuadro armero recuperó el liderato el pasado fin de semana tras el pinchazo inesperado del Almería ante el colista y descendido Alcorcón en casa y es que en caso de empate a puntos con el conjunto andaluz, el Eibar subiría gracias al golaveraje a favor que le reportan las dos victorias conseguidas ante los blanquirrojos. Sin embargo, ocurriría lo contrario si acabaran igualados con los pucelanos, puesto que perdieron sus dos respectivos choques y tiene el golaveraje perdido. Los azulgranas saldrían beneficiados en un hipotético caso de triple empate, ya que en ese supuesto los pucelanos subirían como campeones, acompañados por el Eibar, mientras que el Almería se vería relegado a la tercera posición.