S.D. Eibar

Fran Rico se une a Romo en el equipo de Garagarza

Fran Rico, Fran Garagarza y Eneko Romo, ayer en la sala de prensa de Ipurua./ASKASIBAR
Fran Rico, Fran Garagarza y Eneko Romo, ayer en la sala de prensa de Ipurua. / ASKASIBAR

El gallego llega tras cerrar su carrera futbolística en el Granada y el navarro aterrizó en julio tras dimitir como director deportivo del Real Unión. El director deportivo destaca el valor que aporta a la secretaría técnica la incorporación de los exarmeros

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZEIBAR.

El Eibar no sorprendió con ninguna novedad de última hora en el cierre del mercado de fichajes, pero el director deportivo aprovechó su comparecencia ayer para analizar su tarea veraniega para sacar el as que tenía guardado bajo la manga. Realmente no fue necesario esperar a que anunciara que el exjugador armero Fran Rico se incorporaba a la secretaría técnica, porque cuando el gallego apareció en la sala de prensa y se sentó junto a Eneko Romo, integrado desde el pasado mes de julio en el equipo que dirige Fran Garagarza tras dimitir como director deportivo del Real Unión, todos los presentes llegaron a la clara conclusión de que el gallego era el 'fichaje' sorpresa del club para reforzar la estructura de la dirección deportiva.

El mutrikuarra confirmó poco después con satisfacción que Fran Rico y Eneko Romo suponen dos refuerzos de calado para cubrir las vacantes dejadas por Asier Santana y Lluis Codina, «dos personas a las que hay que agradecer todo lo que nos han dado», con especial mención para el que hoy es el nuevo delegado del Alavés.

Refuerzos de lujo

Fran Rico
DNI
Nació en Pontevedra el 03/08/1987. Militó en el Pontevedra (2004/08), Castilla (2008/11), Granada (2011/16), Eibar (2016/19) y Granada (2018/19).
Pasado armero
Llegó cedido del Granada para dos campañas, pero solo jugó 17 partidos en la primera hasta que se lesionó.
Eneko Romo
DNI
Nació en Pamplona el 19/01/1979. De los cinco clubes en los que ha militado, destaca su trayectoria en el Alavés, Eibar y Real Unión.
Pasado armero
Vistió la camiseta azulgrana en dos etapas, en la 2002/03, cuando el club armero era todo un clásico en Segunda, y en la 2006/07, en la que marcó el gol que certificó el retorno del club a la categoría de plata un año después de descender.

Dos necesarios ajustes que han deparado «dos grandes incorporaciones de dos personas que también dieron mucho como futbolistas aquí». Su llegada supone, en opinión de Garagarza, «un paso más en la línea de crecimiento del club, porque como siempre digo, uno de los grandes secretos del Eibar es rodearse de gente buena». Por eso mismo no quiso olvidarse tampoco de Mikel Martija, Alberto González, Arkaitz Lakambra, Unai Ezkurra y el externo Álvaro de la Fuente, que trabajando desde Madrid, completan un equipo de trabajo de ocho personas.

Eneko Romo, autor del gol que certificó el ascenso del Eibar solo un año después del traumático descenso a Segunda B, aprovechará la experiencia acumulada como futbolista y después como entrenador y máximo responsable del área deportiva del Real Unión para encabezar el seguimiento de fidelizados, Segunda B, Sub-23 y filiales.

Un gran poso

Fran Rico, por su parte, retorna al Eibar un año después de haber vuelto al Granada para despedir allí su carrera futbolística, con la misión de ayudar en las labores de ojeador de las ligas extranjeras junto con Alberto González y Arkaitz Lakambra. En cuanto Garagarza supo que el gallego había decidido colgar las botas, no dudó en llamarle para que volviera al club armero, donde pese a estar solo durante dos temporadas como cedido por el club nazarí, dejó «un poso muy grande cuando se fue». Si algo refleja el cariño del que se hizo acreedor durante su estancia es «el recibimiento que ha tenido en todos los departamentos. Está todo el club encantado con su entrada. Viene a aprender y nosotros también vamos a tener que aprender de él, porque tiene una visión que nos va a ayudar. Tiene un perfil diferente al que hemos tenido hasta ahora. Nos va a dar cosas diferentes y positivas. Es de agradecer que venga desde Galicia a vivir a Eibar para trabajar con nosotros», recalcó el mutrikuarra.

En los apenas 17 partidos que disputó con la camiseta azulgrana entre las temporadas 2016 y 2018 marcó dos goles, entre ellos el primero que el Eibar lograba en el Bernabéu y que a su vez supuso el primer empate de la historia sumado allí. Pero tras jugar en el feudo del Sevilla el 18 de febrero del 2017 su rodilla derecha, de la que ya había sido operado en cuatro ocasiones, se volvió a romper y pasó su siguiente año en blanco, siempre manteniendo su optimismo por reaparecer.

Pero no volvió a vestirse de corto hasta que se enfundó el brazalete de capitán para disputar su último partido con el Granada en la jornada de cierre de la Liga 123 ante el Alcorcón. En el momento de ser sustituido al poco de comenzar la segunda mitad, el futbolista gallego recibió una ovación de gala, digna de un jugador que desplegó una clase inusual hasta que las lesiones le privaron de poder seguir deleitando a los seguidores que caían rendidos ante su elegancia.

Más