S.D. Eibar

Garagarza: «Areitio es la opción más coherente técnica y económicamente»

Fran Garagarza, en las oficinas de Ipurua./MORQUECHO
Fran Garagarza, en las oficinas de Ipurua. / MORQUECHO

El máximo responsable de la cantera insiste que el crecimiento del club pasa por tener unas instalaciones acordes a sus necesidades

LETIZIA GÓMEZEIBAR.

Cuando se les pidió un informe sobre las necesidades del fútbol base, Fran Garagarza y el resto de los técnicos del club tuvieron claro que lo mínimo impresidible para llevar a cabo un trabajo de calidad era contar con unas instalaciones con cuatro campos. Y dado que eso no es factible en Eibar, dice no entender cómo es posible que el club pueda tener que invertir 21,5 millones de euros en una ciudad deportiva que no resuelva la falta de espacio de los equipos para trabajar.

- Estará expectante ante lo que ocurra en la Junta de accionistas.

- Y esperanzado. Es un proyecto muy importante, porque el futuro y el ser del Eibar en Primera tiene que pasar por dejar un legado y por impulsar el crecimiento del club, y la ciudad deportiva es la que nos va a permitir lograr esos objetivos.

- ¿Por qué insiste en que ese crecimiento no es factible con tres campos?

- Bajo mi punto de vista, a nivel técnico, viendo el número de gente que movemos y teniendo en cuenta el tiempo y el espacio que necesitamos para formar a los jugadores, tres campos no nos dan una solución para lo que necesitamos. Se nos quedaría muy corto. Mínimo, deberíamos tener cuatro y si pudiéramos tener uno más sería la bomba. Necesitamos dos campos para el fútbol profesional, esté en Primera o en Segunda, y está claro que el fútbol base necesita otros dos campos, apoyándonos en el anexo para la escuela de fútbol.

- ¿Es una decisión que se debe tomar más con la cabeza que con el corazón?

- Entiendo que sí. Como empresa que somos, porque lo somos, hay que buscar un plan de viabilidad y estudiar muy bien la inversión que hay que hacer. Sentimentalmente creo que no cambia nada porque la ciudad esté en Areitio, porque el Eibar está en Eibar y todo sale de Ipurua.

- ¿Entiende la controversia que se ha generado?

- En absoluto. La SD Eibar ya hizo un planteamiento de poder quedarnos en el pueblo con un costo superior al de Azitain para poder tener Unbe en propiedad y hacer un complejo en Azitain que satisficiera al resto de los clubes. Se nos dijo que no y no hay más alterativas válidas a la que hemos presentado. No termino de entender el debate. Si fuera que iba a generar 150 puestos de trabajo en Eibar, lo entendería, pero no va a ser el caso. El Eibar ya está haciendo muchísimas cosas para el pueblo, con todo lo que está invirtiendo en Ipurua y lo que está dando en otros conceptos. Ahora ya estamos en Atxabalpe y nadie se ha quejado. Y el resto están desperdigados. Muchas empresas también se han ido fuera y no entiendo que no se vea bien que vayamos a otro sitio a construir la ciudad deportiva. La conexión con el pueblo la seguimos teniendo cada fin de semana en Ipurua. No sería adecuado hacerlo en Azitain con la inversión que requiere, sin darnos lo que necesitamos.

«No sería adecuado hacerlo en Azitain, con la inversión que requiere y sin que nos dé lo que necesitamos»

- La presidenta ha asegurado en este mismo periódico que si sale Azitain habría que replantearse el futuro. ¿De qué forma?

-No lo sé, porque yo estoy en la línea de que si tenemos dos escenarios con una diferencia económica de 5,5 millones, con la opción más barata con un campo más, no tiene sentido no ir en esa línea. Si el que nos ofrece lo que necesitamos es más barato que el otro, no hacerlo sería una irresponsabilidad del Eibar. Cada accionista tendrá sus ideas y todos tendrán libertad para decidir, pero yo también lo soy y no tengo problema en decir que la opción de Areitio es la más coherente desde el punto de vista económico y técnico.

-¿Se plantearía seguir utilizando y pagando Unbe después de haber invertido 21 millones en unas instalaciones?

- No estaría bien. Nos habríamos gastado una barbaridad para tener ese campo más que además no cumple las medidas reglamentarias, cuando a diez minutos de esa opción estarías con lo necesario y con capacidad de ampliarlo si fuera preciso.

- Entonces, ¿se está abarcando más de lo que se puede asumir?

- No lo creo. Tenemos una demanda brutal. La escuela de fútbol es la semilla. Son muchos los que tienen la ilusión de vestir la camiseta y es responsabilidad nuestra llevarla a cabo. Luego esos chicos van a ser socios del Eibar. Es de ahí de donde se capta, desde abajo. Hay que dar opción a todos los niños y niñas del pueblo y si hay que doblar horas y técnicos lo haremos. El 75% de los que han pasado por la escuela son socios del Eibar. A partir de ahí tenemos dos equipos por categoría y tenemos un juvenil más, porque a esa edad la captación es cada vez más difícil, ya que Athletic, Real y Alavés tienen mucho nivel. Con esta decisión tenemos más opción de abastecernos de producto interno y de poder atraer a más jugadores. Luego está el futbol femenino, por el que el club ha hecho una apuesta importante. Entendemos que aquí también tiene que haber una base desde abajo.

«Si se fueran a generar 150 puestos de trabajo en Eibar entendería el debate, pero no es el caso»

- ¿Cuál es el objetivo real de estas instalaciones? ¿Conseguir generar jugadores para el primer equipo o productos de los que sacar un rendimiento?

- Varios. El primero, generar un patrimonio, que a día de hoy no tenemos. Segundo, que siempre hay un componente social que se nos olvida, que es que educamos en valores mediante el fútbol, lo que me parece muy importante. El otro es el aspecto profesional. Si tenemos que mantener el organigrama con tantos técnicos, es para profesionalizar el fútbol base con el fin de que lleguen al primer equipo. Ahora lo vemos lejos, pero tenemos que incidir en esa línea. Es necesario trabajar mucho, porque ahora estamos tan limitados que lo que estamos invirtiendo no está teniendo un rendimiento.

Sin avances en el convenio

- Otro frente abierto es el convenio con la Real. ¿Habrá acuerdo?

- Pues no lo sabemos. Llevamos años sin ninguna respuesta a un planteamiento que se hizo desde el club. No hay movimientos de trasvases y estamos a la espera, pero la pelota no está en el tejado del Eibar.

- Una de las críticas más repetidas es la escasa presencia de vascos en el equipo. ¿Cómo se justifica?

- Ojalá tuviéramos más, pero los mejores están en Bilbao o Donostia. Y por eso queremos hacer un planteamiento interno, para que el jugador de casa crezca y se quiera quedar aquí. En nuestra medida también queremos tener un modelo de cantera, pero sabemos de nuestras limitaciones. Lo que invertimos en fútbol base debe tener un mayor rendimiento y eso pasa por tener instalaciones adecuadas.

«Estamos tan limitados que lo que estamos invirtiendo no está teniendo un rendimiento»

- ¡Menuda Liga más anárquica!

- Cada año el nivel de adrenalina sube, por eso cada año es más difícil. Siempre hemos tenido la ventaja de ser club estable, tranquilo y que no pierde la calma. Tenemos un equipo fiable y debemos confiar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos