El filial certifica su descenso virtual

DV

Si el CD Vitoria albergaba alguna esperanza, por remota que fuera, de seguir aferrándose a la salvación la perdió ayer tras cosechar una nueva derrota ante el Calahorra, que le mantiene como colista del grupo con 28 puntos, a 10 de la permanencia cuando tan solo quedan 12 puntos por disputar. El efecto Fagoaga no ha funcionado.