S.D. Eibar

Una fiesta para combatir con más fuerza contra el cáncer

Michi si dispone a sacar una falta, con la tribuna principal llena a su espalda, ayer en Ipurua. / M. ASKASIBAR
Michi si dispone a sacar una falta, con la tribuna principal llena a su espalda, ayer en Ipurua. / M. ASKASIBAR

El Eibar donará 2.253 euros a la asociación Aspanogi para aplaudir la asistencia de 1.200 personas a un amistoso solidario, ayer en Ipurua

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

Ipurua está abonado al espectáculo, sí con el equipo masculino y sus brillantes partidos de las últimas fechas, pero también con la propuesta que ofrecen las chicas de Segunda, que ayer protagonizaron junto a Osasuna un amistoso benéfico que hizo las delicias de los más de 1.200 asistentes. Su presencia ayer en el estadio armero supone no solo un espaldarazo más para un fútbol femenino cuyo crecimiento es imparable, sino también un apoyo solidario para Aspanogi, la Asociación de Padres de Niños Oncológicos de Gipuzkoa, que gracias a esta iniciativa recibirá una aportación de 2.253 euros por parte de la Sociedad Deportiva Eibar, que además del euro comprometido por persona, elevó su donación hasta alcanzar el aforo completo de la tribuna Norte.

2 EIBAR

2 OSASUNA

Eibar:
Cristina; Gastearena, Olatz, Alaitz, Gantxegi: Katta, Titay, Honoka, Adriana; Sheila e Idoia. También jugaron Santana, Inés, Irantzu, Larrañaga, Michi, Nahia, Atristain, Leyre, Uxue y Arene.
Osasuna:
Jaione; Otero, N. Telleria, Mai, Garazi; Iara, Valeriano, Lidia, Patri; Izas y Salinas. También jugaron Maitane, Oihane, Josune, Lorena, Miriam, Uxue, Vanessa, Laura, Ardanaz, Paula y Bea.
Goles:
0-1, min.23: Izas. 1-1, min.35: Idoia. 1-2, min.76: Miriam. 2-2, min.82: Nahia.

Las que más corazón pusieron para ayudar en la cruzada contra el cáncer fueron las jugadoras azulgranas y rojillas, que pusieron muchos kilates de esfuerzo y calidad sobre el césped y cuatro goles cada cual más espectaculares. Una fiesta completa que los invitados agradecieron con una sonora ovación al término de la función.

En su papel de anfitrión, las eibarresas quisieron agasajar a los convidados con un gol que sirviera de aperitivo del gran menú que ambos equipos improvisaron después. Sin embargo, y pese a que tenían más tiempo la bandeja en su poder, era el Osasuna el que presentaba los platos más vistosos, como un uno contra uno en el minuto 15, que la rojilla Salinas le planteó a la meta armera Cristina, que en un alarde de reflejos evitó que la vajilla llegara hasta su mesa.

No pudo hacer lo propio ocho minutos después, cuando un servicio de la propia Salinas desde la derecha cayera a pies de Izas, que de tiro raso inauguró un marcador que el Eibar ha trasladado desde la tribuna oeste que está por derribar, al ángulo que conforma la unión de las gradas norte y este.

La réplica armera se hizo de rogar pero finalmente llegó a diez minutos para el descanso después de que Idoia definiera con una vaselina un espléndido pase filtrado entre las centrales de Honoka.

Dominio local

La segunda mitad también comenzó marcado por el dominio de las de Jordi Telletxea, que sin embargo no conseguían llegar con la claridad necesaria hasta la meta rival.

Y tal y como había ocurrido en la primera mitad, la escuadra iruindarra volvió a revolverse para tomar de nuevo la delantera gracias a una buena combinación entre Lorena y Miriam, que acabó con un remate inapelable de esta última en el fondo de la portería armera.

El Eibar se lanzó entonces a por un empate que evitara una derrota en Ipurua en su currículum y, tras mucho empeño lo encontró en el minuto 82. El gol fue un perfecto ejemplo de persistencia. Leyre colgó una falta al área y , en plena pelea por recogerlo Nahia atrapó un rechace que convirtió en gol con un derechazo.

No ganó ninguno de los dos equipos pero sí el fútbol femenino y Aspanogi, que con la ayuda del Eibar es más fuerte para combatir esta dura pero no imbatible enfermedad.

Al término del partido, la presidenta de la Soc iedad Deportiva Eibar Amaia Gorostiza, bajó al vestuario para felicitar a las jugadoras por el «impresionante» trabajo que están realizando. «Hoy (por ayer) habéis jugado en Ipurua y me imagino que no va a ser la única vez esta temporada. A ver si en primavera tenemos otra posibilidad».