S. D. Eibar

El fantasma de las lesiones en pretemporada

El delantero Nano volvió a alinearse con el Eibar en el encuentro disputado con el Leioa. / MIKEL ASKASIBAR
El delantero Nano volvió a alinearse con el Eibar en el encuentro disputado con el Leioa. / MIKEL ASKASIBAR

Esteban Burgos, refuerzo para esta temporada, fue sustituido contra el Leioa por unas molestias |

ANDER CURIELEIBAR.

Tan solo ha bastado un partido de pretemporada para comprobar que la SD Eibar y las lesiones siguen manteniendo una estrecha relación en pretemporada. Una maldición que tiene ya varios años de vida, y que ha supuesto para el conjunto armero la imposibilidad de poder exprimir la fase de preparación de la Liga.

La pretemporada de la 17-18 fue especialmente dura para la enfermería armera, con lesiones continuas como las de Iván Ramis, largas como las de Arbilla o Charles e incluso interminables como en el caso de Fran Rico o Pedro León. Una situación desagradable que se trató de paliar durante el verano de 2018, pero que tampoco fue posible.

Pedro León volvía a lesionarse justo antes del viaje de equipo a Hoffenheim, para volver a estar 8 meses de baja por segunda temporada consecutiva. Junto a él, llegaron las lesiónes del recién llegado Marc Cardona y de Gálvez. El jugador catalán se resintió durante la pretemporada de una rotura de fibras en el bíceps femoral, algo que le impidió estar sobre el césped la mayor parte de la pretemporada. Por su parte, el ex cedido en Las Palmas sufrió un esguince que lo dejó tocado hasta final de agosto. Sin duda, una acumulación de desgracias dentro del vestuario, en el que Mendilibar deberá hacer limpieza debido a la cantidad de jugadores de los que dispone en el momento. Por desgracia, parece que tras el verano y las vacaciones, la vuelta al trabajo de doctores y fisios volverá a estar cargada de tareas.

Más susto que preocupación

Ante el Leioa, el recién llegado Esteban Burgos tuvo que ser sustituido a los 12 minutos debido a unas molestias en su tobillo izquierdo que el jugador lleva acarreando desde su último partido en el Alcorcón. Una lesión que preocupa mucho dentro del equipo, debido a la adaptación necesaria por la que ha de pasar para poder ponerse a las órdenes de Mendilibar durante la temporada. Sin embargo, el último en caer este verano ha sido el capitán Sergi Enrich. El de Menorca tuvo que ser sustituido en la segunda mitad del encuentro disputado en Sarriena debido a una mala postura en su rodilla durante una jugada del partido.

Tras el encuentro en Sarriena, Iñaki Bea, segundo entrenador del equipo, ha querido quitarle hierro a lo de Enrich: «Ha sido un regate que ha hecho, ha notado algo en la rodilla. Esperemos que lo de Enrich no sea nada, yo creo que ha sido más susto que otra cosa. En estos partidos queremos evitar las lesiones, y con Sergi hemos querido ser prudentes» aseguró.

El staff técnico es consciente de las limitaciones del equipo, y uno de sus objetivos principales es el de no depender de ningún jugador durante la temporada: «Juegue quien juegue lo tiene que hacer bien. Estamos en la dinámica del año pasado y tener jugadores que ya estaban aquí ayuda a que el concepto de lo que queremos llegue mejor a los nuevos. Creo que hemos visto el Eibar que queremos conseguir y ha sido un buen entrenamiento», concluyó Bea.

Finalmente, durante ayer se conoció la salida de Cucurella que volverá a Barcelona, tras ejercer su opción de compra de cuatro millones.

Más