La expulsión privará a Escalante de jugar ante su ídolo Messi

Es de todos conocida la admiración que Gonzalo Escalante siente por Leo Messi, lo que demuestra que ni él ni el Eibar estaban pensando en el siguiente partido ante el Barcelona, de lo contrario se habría contenido más a la hora de cometer las dos faltas que le hicieron acreedor de las dos tarjetas amarillas que propiciaron su expulsión. Solo cuando el árbitro le mostró la roja fue consciente de que una sanción le impedirá ser de la partida frente a los blaugranas y que, por lo tanto, no podrá añadir una nueva foto con el astro argentino a su colección.

Mendilibar perderá así a uno de los jugadores que más han influido en la reacción que ha permitido sumar cuatro partidos consecutivos sin perder.