Borrar

Una expulsión que fue determinante

La roja directa a Sergio Álvarez hundió al Eibar, resquebrajó todo su equilibrio y evidenció su falta de recursos

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Domingo, 5 de febrero 2023, 08:24

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Una dolorosa derrota que hace daño, lo digo por aquello del golaveraje ante un rival directo. El Alavés, que también pelea por el el ascenso, lo tiene mejor. A efectos de la clasificación el Eibar sigue una jornada más en segunda posición, pero no cabe la menor duda de que es un paso atrás ante la latente amenaza de sus perseguidores. Hubo una jugada que cambió el curso del partido, la que s eprodujo en el minuto 56 con la expulsión de Sergio Álvarez por roja directa. Desde entonces, y en inferioridad, el Eibar no tuvo recursos y estuvo a merced de un Alavés con la ideas más claras y más incisivo. Los babazorros encontraron espacios y Villalibre, con sus dos goles, fue el héroe.

La expulsión de Sergio Álvarez tras un mal control ante Seyla, hombre rápido y que tenía la posición ganada, no dejó más remedio al asturiano que hacerle una falta que le envió a la caseta. Sergio Álvarez fue precisamente la alternativa de urgencia de Garitano para cubrir la baja del lesionado Tejero en el lateral derecho y del sancionado Arbilla, dado que Correa no estaba para jugar de salida. Ganaba contenido defensivo para frenar al peligroso y veloz Rioja, y lo consiguió. Sergio Álvarez, Stoichkov y Venancio fueron novedades en la titularidad, siendo sacrificado Bautista. El Eibar salió con buena puesta en escena, llegando arriba con buenas asociaciones de Rahmani, Stoichkov, Corpas, Javi Muñoz, en todo momento apoyados por Matheus y Nolaskoain.

El Eibar supo controlar al Alavés con posesión de balón, firme defensivamente y repliegue armonizado, sin fisuras. No dio opciones a la salida babazorra, ni permitió que alimentara de asistencias a sus peligrosos delanteros Jason, Seyla y Rioja. Luis García en la segunda mitad cambió de posición a Rioja, pasándolo a banda derecha y a Jason a izquierda. Todo este control se desvaneció con la expulsión de Sergio Álvarez que supuso retirar a Corpas para dar apostar por Correa. Garitano retocó la línea defensiva al estar con uno menos retirando a Imanol y Rahmani por Chema Rodríguez y Ríos Reina. Ni Bautista ni Arana generaron peligro. Los movimientos de Luis García surtieron efecto, pero quedarse con un menos hundió a un Eibar que mostró no tener soluciones para solventar el contexto generado.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios