El Eibar ganó su último partido liguero el 31 de octubre. / ASKASIBAR

Eibar | Femenino

El 'exilio' en Mintxeta no frena la mala racha

El Eibar sufre su cuarta derrota en los últimos cinco partidos ante un Granadilla Tenerife que tuvo la efectividad que les falta a las armeras

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

El obligado cambio de escenario ante la imposibilidad de jugar en Unbe debido a los desprendimientos que se produjeron el viernes en la carretera de acceso a las instalaciones eibarresas tampoco sirvió para que el Eibar se reencontrara con la ansiada victoria que necesitaba para frenar la mala dinámica de resultados que acumula desde que ganó su último compromiso allá por el 31 de octubre.

0 EIBAR
2 GRANADILLA
  • Eibar: Malena Mieres; Ane Campo, Noko, Elba Vergés, Ruth; Arene (Querat, m. 66), Sheila Elorza (Honoka, m. 65), Aída;: Arola, Kuki, Ana de Teresa.

  • Granadilla Tenerife: Aline; Zaremba, Cristina Cubedo, Patri, Pisco; Falknor, Natalia Ramos, Sandra Hernández (Beatti Goad, m. 81),; Blom (Paola, m. 67), Cristina Martín-Prieto (Wilmary, m. 91), Maria José (Silvia Doblado, m. 81).

  • Goles: 0-1, Jassina Blom (m. 35). 0-2, Cristina Martín-Prieto (m. 49).

  • Árbitro: María Eugenia Gil Soriano, del comité gallego. Amonestó a la local Sheila Elorza y a la visitante Zaremba.

  • Incidencias: Partido correspondiente a la 13ª jornada en la Liga Ellas, disputado en el campo elgoibarrés de Mintxeta debido a que el acceso a Unbe estaba cortado por los derrumbes que se produjeron el viernes.

Con la derrota sufrida en Mintxeta ante el Granadilla Tenerife, las armeras suman ya cuatro derrotas en los últimos partidos y, aunque mantiene los cinco puntos de ventaja respecto a las plazas de descenso, no hay que olvidar que el Villarreal, que cierra la tabla con solo dos puntos, tiene seis menos de los que le corresponden por una sanción federativa.

Una jornada más, la falta de efectividad de cara a portería de las azulgranas les condenó a caer ante un cuadro tinerfeño que destacó precisamente por su eficiencia, puesto que aprovechó dos acciones puntuales para tomar la delantera poco después del ecuador de la primera mediante un gol de cabeza de Jassine Blom, y para ampliar la renta y dejar el choque resuelto solo cuatro minutos después de la reanudación tras el tanto que se apuntó Martín Prieto.

Los cambios, entre ellos la reaparición de Honoka, dieron más mordiente al ataque local, pero aunque las de Junyent disfrutaron de ocasiones claras como para recortar distancia no hubo forma de que el Eibar perforara la portería contraria.

Y la semana que viene toca jugar de nuevo en casa ante la Real Sociedad, segundo clasificado.