Borrar
Stoichkov remata a bocajarro con Magunagoitia batido para abrir la goleada al Amorebieta. De la Hera

SD Eibar

Stoichkov despliega las alas del Eibar

Desatados ·

El atacante gaditano, resurgido tras casi tres meses sin marcar, comandó la manita al Amorebieta que relanza las ilusiones armeras por lograr el ascenso directo

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Domingo, 5 de mayo 2024

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Así sí. El Eibar disipó las dudas que se trajo de Albacete de la manera más contundente posible, endosándole una manita a un Amorebieta que no tuvo opción alguna de luchar por la victoria en Ipurua. Dejando en el vestuario la tensión por lo mucho que había en juego, el conjunto armero tomó el bastón de mando liderado por un Stoichkov que, después de tres meses sin marcar, eligió el momento más decisivo del campeonato para resurgir como el ave fénix. En cuanto el gaditano desplegó sus alas, el resto se subieron a su espalda para volar hacia una goleada que relanza las opciones de los azulgranas de consumar el ansiado ascenso directo.

Y eso que el plan ensayado por Joseba Etxeberria durante la semana se vio trastocado por unas molestias de última hora de Sergio González, llamado a cubrir junto a Vencedor las bajas al unísono de Matheus y Nolaskoain. Pese a que el asturiano apuró para poder ser de la partida, el elgoibartarra se encontró con que solo tenía disponibles a uno de los tres mediocentros de la plantilla, por lo que tuvo que retrasar a Soriano a la medular, algo que ya probó a inicio de la campaña, situando a Aketxe en la mediapunta, escoltado por Corpas y Stoichkov, de vuelta en el once, intercambiándose sus posiciones de manera constante.

SD Eibar

Luca Zidane; Tejero, Berrocal, Arbilla, Cristian (Correa, m. 84); Vencedor, Soriano (Mada, m. 73); Corpas, Aketxe (Venancio, m. 66), Stoichkov (Konrad,m. 66); Bautista (Qasmi, m. 84).

5

-

0

Amorebieta

Magunazelaia; Bustinza, Etxeita (Unzueta, m. 51), Gayá, Lasure; Álvaro Núñez, Sibo, Erik Morán (Loka, m.73), Morci (Raiko, m.80); Dorrio (Eraso, m. 73),Jauregi.

  • Goles 1-0, (Sttichkov (m. 10) empuja en el segundo palo un cabezazo de Arbilla que iba dentro a la salida de un córner botado por Vencedor. 2-0, Aketxe, de penalti (m. 48) de Etxeita sobre Stoichkov. 3-0, Corpas (m. 50) culmina una contra cocinada y servida por Stoichkov. 4-0, m. 79: Bautista fusila a Magunazelaia tras adentrarse en solitario en el área. 5-0, Konrad (m. 82)

  • Árbitro Ávalos Barrera, del comité catalán. Amonestó a Soriano y Aketxe

  • Incidencias 6.248 espectadores disfrutaron de un derbi festivo antes, durante y después de que sonara el pitido final.

Y es precisamente en ese tridente que tuvo que rediseñar el técnico armero donde el Eibar encontró la llave para ofrecer una de las versiones más solventes en un derbi que, contra todo pronóstico, resultó también el compromiso más apacible del curso.

Sin permiso para fallar

Con quién fuera y cómo fuera, el Eibar se había grabado a fuego que no podía fallar, porque a diferencia de lo que venía ocurriendo en las últimas jornadas, ninguno de los rivales que le rodean en la tabla lo había hecho, a excepción del Elche, que perdió en su duelo directo en casa del Racing de Santander (3-1).

Su motivación y su mayor potencial se debían notar desde el principio ante un rival que quería agarrarse al clavo ardiendo que suponía este derbi para los dos. Y vaya si se dejó sentir. Con mucha movilidad en ataque para desarbolar la hasta ayer férrea defensa del Amorebieta, los armeros quisieron demostrar desde el principio que su cupo de errores había llegado a su fin en Albacete.

Noticia relacionada

Y no hubo que esperar demasiado para comprobar que sus pretensiones eran reales. Y es que solo un minuto después de no lograr sacar partido alguno al primer córner obtenido gracias a una presión extenuante desde el pitido inicial, los azulgranas sí que aprovecharon el segundo saque de esquina que dispusieron para asestar el primero de los muchos golpes que acabarían después con la esperanza de los zorzotzarras.

En realidad, tal y como confesó después el propio técnico del cuadro azul, fue el que provocó la herida letal, puesto que su propósito de puntuar en Ipurua se basaba precisamente en aguantar con su portería a cero. Un anhelo que se vino abajo cuando Vencedor colgó un balón desde el banderín directo a la cabeza de Arbilla, que se habría apuntado un tanto clave para las aspiraciones armeras si no fuera porque Stoichkov lo empujó justo antes de que se colara ajustado al palo derecho de Magunagoitia.

El capitán lo celebró con la misma alegría que si se lo hubieran adjudicado a él, consciente de que si alguien necesitaba algo más que una palmadita en la espalda era precisamente el gaditano, ansioso por dar carpetazo a una inédita racha de trece jornadas sin marcar. Fue, sin duda, la espoleta que detonó la resurrección del futbolista nacido en San Roque, que bordó una actuación prácticamente brillante en la que le salió a la perfección todo lo que hasta ahora se le venía resistiendo.

Porque fue él también el que forzó el pisotón de Etxeita que acabó convirtiéndose en el penalti que originó el segundo gol, después de que el árbitro corrigiera su decisión inicial de no señalar nada punible tras comprobar la acción en el monitor a instancias del VAR. En esta ocasión no fue Corpas sino Aketxe el encargado de lanzarlo con un temple que le permitió dejar el choque casi visto para sentencia superados los primeros 45 minutos y elevar así a diez una cuenta particular en la que los cuatro últimos goles se los ha apuntado desde los once metros.

Pese a que la victoria estaba encarrilada de manera más cómoda de lo que se esperaba, la escuadra azulgrana no solo no se dio por satisfecha, sino que se desató la melena guiados de nuevo por Stoichkov, que dejó que Corpas clavara la primera de las tres estocadas de la segunda mitad que condenaba a los zornotzarras a un negro destino del que solo un milagro les podría indultar. Los tantos añadidos de Bautista y Konrad redondearon la tercera manita que los de Etxeberria han firmado esta temporada, tras las obtenidas ante el Valladolid (5-1) y el Eldense (5-1).

Tras esta exhibición de poderío anotador, solo cabe esperar que el Eibar se haya guardado algunos goles más de cara al partido del sábado (21.00 horas) en el estadio del Levante. Otra cita a vida o muerte ante un equipo que, aunque sea a trancas y barrancas, ha logrado recobrar sus opciones de poder colarse a última hora entre los elegidos para disputar el playoff.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios