S.D. Eibar

Estreno ante un rival de campanillas

La plantilla del Eibar se reúne ayer en el césped del Kaiserwinkl Arena Kossen antes de comenzar el entrenamiento. / SDEIBAR
La plantilla del Eibar se reúne ayer en el césped del Kaiserwinkl Arena Kossen antes de comenzar el entrenamiento. / SDEIBAR

El Eibar abre hoy su calendario de partidos en su concentración en Austria ante el Bayer Leverkusen | Tras las dos victorias firmadas ante equipos de Segunda B, los armeros afrontan un test de altura ante un cuadro habitual de la Champions

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZEIBAR.

El Eibar llegó ayer sobre las dos de la tarde a Kossen (Austria) y tras instalarse en el hotel Sonnek, convertido ya en su casa de veraneo tras cuatro años acudiendo allí, se apresuró a preparar el primero de los tres partidos que de momento tiene concertados durante su estancia en tierras tirolesas. No había ni un segundo que perder, puesto que hoy a las 18.30 horas le espera su primer test de altura ante el Bayer Leverkusen, que se garantizó una nueva participación en la Liga de Campeones tras firmar la cuarta posición en la pasada edición de la Bundesliga. Según confirmó el propio club azulgrana, el choque será retransmitido en directo por DAZN, el servicio de streaming dedicado a los deportes.

Todo un rival de campanillas para los armeros, que tras solventar con éxito sus dos primeros amistosos de pretemporada ante el Leioa (0-2) y el Amorebieta (1-3), medirá su verdadera evolución ante un cuadro germano más rodado, que ya acumula tres compromisos, saldados con una victoria ante el Wuppertaler (0-4), de la cuarta división alemana, y sendas derrotas frente al Fortuna Sittard (0-1), de la máxima categoría holandesa, y el KAS Eupen belga, que fue capaz de remontarle un 3-0 adverso para terminar ganando por 3-4.

El Bayer Leverkusen es un histórico del fútbol alemán, que fue fundado el 1 de julio de 1904 por los empleados de la conocida compañía farmacéutica Bayer. Curiosamente, en sus más de 115 años de historia no ha conseguido incluir en sus vitrinas ningún título liguero, pero sí puede presumir de haber logrado cinco subcampeonatos de la Bundesliga, una Copa de Alemania, una Copa de la UEFA y la segunda plaza en la Liga de Campeones de la UEFA en la temporada 2001/02, el mejor año de su historia, aunque se quedó a las puertas de conquistar todos los trofeos que tuvo a su alcance.

Y es que el equipo germano se tuvo que conformar también con la segunda plaza en la Bundesliga tras quedarse a solo un punto del Borussia Dortmund y también se le escapó la Copa de Alemania tras caer en la final ante el Schalke 04.

Otro tanto de lo mismo le ocurrió en la Champions League de aquella temporada, a la que llegó tras eliminar en la ronda preliminar al Estrella Roja (0-0 y 3-0). Su trayectoria fue impecable, puesto que tras superar una fase de grupos en la que quedó encuadrado nada menos que con el Olympique de Lyon, FC Barcelona y Fenerbahce, en la segunda fase le correspondió enfrentarse a la Juventus de Turín, Deportivo de la Coruña y Arsenal. Avanzó como primer clasificado.

En cuartos se topó con el Liverpool, al que eliminó tras vencer por 4-2 y levantar así el 1-0 que se había traído en contra de Anfield, y en semifinales también dejó en la cuneta al Manchester United por el valor doble de los goles fuera de casa, ya que empató a dos en Old Tafford y a uno en el Bay Arena de Leverkusen.

En la final celebrada en Hampden Park (Glasgow) plantó cara al Real Madrid, que se adelantó por medio de un gol de Raúl a los 8 minutos de juego, aunque el Bayer empató solo cinco después gracias a un tanto del brasileño Lucio. Sin embargo, el actual técnico madridista Zinedine Zidane volvió a adelantar a los blancos al filo del descanso. A pesar de los intentos del equipo alemán por neutralizar la renta merengue, la copa terminó en las vitrinas del Santiago Bernabéu, la novena para el Real Madrid.

Aquella campaña fue espléndida para el Bayer y también para varios de sus jugadores, que después participaron en el Mundial de fútbol de 2002 en Japón y Corea del Sur. El mencionado Lucio, por ejemplo, terminó proclamándose campeón con Brasil, mientras que Oliver Neuville, Bernd Schneider, Hans Jörg Butt, Carsten Ramelow y Michael Ballack fueron subcampeones con Alemania.

Actualmente, el futbolista más valioso del cuadro germano es el jovencísimo Kai Havertz, de 20 años, por el que suspiran Barcelona, Bayern Munich y el Liverpool. El Bayer lo ha tasado en 100 millones.

Más