Jon Ander Ulazia, Consejero Delegado del SD Eibar en una comparecencia este lunes. / ASKASIBAR

Jon Ander Ulazia | Consejero delegado del SD Eibar

«Hemos tenido que estirar el chicle al máximo»

El consejero delegado del Eibar, Ulazia admite que se ha recurrido «a los fondos del CVC y a los ahorros de Primera» para poder cerrar la plantilla

LETIZIA GÓMEZ

Jon Ander Ulazia y César Palacios confirmaron ayer durante la presentación de Luca Zidane que la fuerte reducción de ingresos que ha sufrido el Eibar tras quedarse sin el ascenso ha provocado que el recién finalizado mercado veraniego haya sido «largo y duro».

Y es que, además de tener que esperar hasta el último momento para completar el plantel con la incorporación de Luca Zidane (cuando el año pasado el último en llegar fue Toño García a principios de agosto), y se ha tenido que «estirar el chicle al máximo en función a las normas establecidas», confesó el consejero delegado, que admitió que «ha habido dificultades económicas importantes para fichar por el acusado descenso del margen del límite salarial», de modo que «para mitigarlo, hemos usado un importe equivalente al 25% de nuestros ingresos del fondo CVC y hemos recurrido a parte de los ahorros obtenidos de nuestro paso por Primera».

El club quiso trasladar su satisfacción por la composición final del plantel. «Es la plantilla que queríamos» y añadió que «las sensaciones son buenas, pese a que la derrota en Leganés empañe la hoja inicial de servicios».

«Pese a las dificultades, estamos satisfechos; es la plantilla que queríamos y las sensaciones son buenas»«No entra en nuestra cabeza hacer ninguna incorporación más. Hay competencia máxima en todas las posiciones»

Ulazia destacó que «partíamos de un bloque muy consolidado» y aún así «hemos tenido que hacer diez incorporaciones». Al margen de cerrar la renovación de Sergio y de lograr el retorno de Chema y Blanco-Leschuk ya en propiedad, se han concretado cinco adquisiciones (Luca Zidane Ríos Reina, Berrocal, Matheus y Bautista) y han llegado tres cedidos (Imanol y Nolaskoain (Athletic) y Vadillo (Espanyol). Además, se han llevado a cabo dos traspasos (Expósito al Espanyol y Atienza al Burgos) y se han cedido a cuatro jugadores a otros equipos, Sielva (Huesca), Franchu (Cartagena), Urko Iruretagoiena Amorebieta) y Cubero (Fuenlabrada). Todo ello para completar un bloque compuesto por 23 efectivos, tres de ellos porteros, una cifra sensiblemente inferior a la que se manejó el año pasado.

Escaso margen de maniobra

Desde el club se prefiere esperar a que sea LaLiga la que informe de cuál ha sido el tope salarial al que se ha ajustado el club armero y tampoco se especificó si queda margen de maniobra para fichar en el mercado invernal, el directivo azulgrana afirmó que «pelearemos por lograr más ingresos con la campaña de abonos y quedará algo para hacer alguna posible operación».

Lo que parece descartado, a tenor de las palabras de César Palacios, es que el Eibar vaya a sorprender de nuevo con la contratación de algún agente libre, como ocurrió en octubre de la pasada campaña con la llegada de Fernando Llorente, obligada por la lesión de Franchu. «No entra en nuestra cabeza hacer ninguna incorporación más. Queríamos gestionar una plantilla más corta pero con competencia máxima en todas las posiciones». También subrayó que otro de los objetivos era «rejuvenecer el equipo y tener más jugadores en propiedad».

Valora de manera muy positiva el hecho de haber «mantenido gran parte del bloque del año pasado» y recordó que «tenemos jugadores en el filial en los que confiamos que nos pueden dar mucho», en referencia a Troncho e Iker Alday, habituales ya en el día a día del primer equipo.

Luca Zidane, una oportunidad

Aunque su llegada fue inesperada, César Palacios aseguró que el fichaje de Luca Zidane es una «oportunidad» de futuro que había que aprovechar. El portero, seducido por el proyecto deportivo, cree que el Eibar es «el club idóneo» para él y por eso le dijo a su agente «que quería venir aquí».

Temas

Eibar