SD Eibar

Esteban Burgos finalizó con buenas sensaciones el amistoso ante el Toulouse

Esteban Burgos, durante un entrenamiento. /DV
Esteban Burgos, durante un entrenamiento. / DV

Mendilibar ha dado fiesta a la plantilla hasta el lunes por la tarde

J.A. REMENTERÍA

La plantilla del Eibar se ha cogido fiesta hasta el lunes día 14 por la tarde. En principio esta citada a las 17.00 horas en Atxabalpe.

Tras el parón liguero que ha habido en LaLiga, el Eibar reanudará la competición el sábado 19 a las 13.00 horas en Ipurua ante el Barcelona, un hueso duro de roer para los hombres de Mendilibar, que no tendrán ningún día de fiesta a lo largo de la semana que viene de cara al choque ante los hombres de Ernesto Valverde.

La buena noticia del partido amistoso ante el Toulouse son las sensaciones positivas del central Esteban Burgos que jugó los 70 minutos que duró el partido ante los galos debido a un apagón de luz que, por problemas técnicos, no se pudo reanudar el juego. El zaguero armero, que aún no ha debutado con el Eibar y ni siquiera ha estado convocado perseguido por una lesión de tobillo que arrastra desde la pasada temporada que jugó en el Alcorcón de Segunda, además de jugar esos minutos ante el Toulouse solo ha disfrutado de otros 60 minutos en el anterior parón ante el Mirandés en partido amistoso jugado en Atxabalpe. Recayó tras jugar ante los mirandesistas, en este ocasión no ha dado síntomas de dolor ni de molestia alguna.

En las filas armeras también se está pendiente de Cote, Bigas y Correa, los tres se recuperan de unas lesiones musculares. Quien no estará ante el Barcelona, por sanción, es el centrocampista Escalante, expulsado en el Benito Villamarín con doble amarilla.