El Espanyol espera al Eibar con los dientes afilados

L. G. EIBAR.

Hay ocasiones en las que las derrotas refuerzan y la que sufrió el Espanyol en el Santiago Bernabéu es una de ellas. El cuadro periquito perdió por un solitario gol de Asensio, pero el juego mostrado, el sufrimiento al que sometieron a un rival que tradicionalmente siempre le pasa por encima y ocasiones como la que el travesaño dejó sin gloria a Borja Iglesias, le han dado motivos suficientes para afrontar el choque ante el Eibar pleno de confianza.

Joan Francesc Ferrer 'Rubi' les ha dotado de alas y, como se pudo apreciar en Chamartín, todos sus jugadores están dispuestos a volar alto. La acumulación de partidos hizo que variara un esquema que le había funcionado a las mil maravillas para empatar en Vigo y ganar al Valencia y al Levante y resultó que la entrada de Piatti y Hernán Pérez le sirvieron para comprobar que son algo más que unos revulsivos de lujo.

Toca dosificar ante el Eibar, pensando también en la próxima cita ante el Rayo Vallecano. En este sentido, muchos de los ojos están puestos en el central David López. El futbolista arrastraba molestias en el cuádriceps que le impidieron estar en la última convocatoria. El cuerpo técnico está muy pendiente de su evolución para determinar si está en condiciones de participar en esta jornada.

Rubí, más allá de un posible cambio de piezas, no se plantea cambiar su apuesta ofensiva. El catalán ha demostrado que busca siempre ser protagonista, independientemente de su rival y del escenario. Salvo sorpresa, el sello de identidad del anfitrión se mantendrá este martes en el RCDE Stadium.

 

Fotos

Vídeos