El rival

El Espanyol es muy consciente de la dificultad de puntuar en Ipurua

Fernando Calero, en su presentación como nuevo jugador en la presente temporada. /
Fernando Calero, en su presentación como nuevo jugador en la presente temporada.

Calero destaca la intensidad de un Eibar que «va al doscientos por ciento» |

J.A. REMENTERIAEIBAR.

Es un hecho obvio que tanto el Eibar como el Espanyol buscan el mismo objetivo: lograr los tres primeros puntos, sumar la primera victoria de la temporada. El feudo armero no es propicio para el Espanyol, donde ha ganado una sola vez y ha perdido en tres ocasiones y ha empatado en una. Sus cinco visitas en Primera División no han sido fructíferas en líneas generales, y menos las dos últimas que se han saldado con sendas derrotas para los pericos.

Fernando Calero está convencido de que el Espanyol remontará el vuelo tras sumar un punto de los nueve disputados en las tres primeras jornadas. «Acabamos de empezar la Liga y es muy pronto para hacer valoraciones porque en todos los equipos hay dinámicas buenas y malas. Para nada estamos preocupados, pero está claro que tenemos ganas de empezar a ganar y sumar tres puntos. En el vestuario creemos en lo que se trabaja» y quieren demostrarlo este domingo a partir de las 12.00 horas en Ipurua. El central cree que el parón «nos ha venido bien» porque «hemos puesto un punto más en las sesiones para coger un buen tono físico» después de una pretemporada atípica.

Calero es consciente de que el partido del domingo no será nada fácil. «Sabemos que será complicado ya que el Eibar es un rival difícil. Debemos igualar su intensidad porque van al 200 por ciento. Cada semana trabajamos los puntos fuertes y débiles del rival» y han visto que los armeros «cuelgan el balón desde cualquier lugar». Para Calero, disputar Liga y Europa League «es un bonito reto y todos los jugadores debemos dar el cien por cien» más allá de que sea un calendario apretado. «Tenemos una plantilla amplia y va a ser bonito jugar cada pocos días», apunta el vallisoletano que es uno de los fichajes del cuadro españolista procedente del Valladolid.

Los españolistas son conscientes, al igual que los armeros, de que el choque se las trae. Un partido que a medida que pasan las horas y se acerca el día comienza a tener más tensión. El Eibar no puede errar, no puede fallar en un encuentro en el que está obligado a sumar los tres puntos para no verse en la zona peligrosa por mucho tiempo, pero especialmente por creer en el trabajo que viene realizándose.