SD Eibar

El Eibar mima con esmero el cuidado del terreno de Ipurua

Ipurua obras
Un operario trabaja sobre el césped de Ipurua. / SD Eibar

El césped del campo armero ha mejorado en los últimos años

J.A. REMENTERÍA

Finalizado el campeonato liguero, el Eibar, además de la obligada tarea de apuntalar el futuro proyecto deportivo, no olvida otros aspectos que resultan consustanciales a la competición: el cuidado del terreno de juego de Ipurua. Estas semanas está trabajando en que todo esté milimétricamente cuidado.

La propia exigencia de la competición al más alto nivel y la creciente importancia de las retransmisiones de TV, que requieren una imagen impecable del césped, implica que los clubes esmeren sus atenciones con sus respectivos terrenos de juego, algo a lo que no es ajeno el club armero.

El estado del terreno de juego del equipo armero ha mejorado paulatinamente en los últimos años, especialmente a partir de verano de 2013, cuando se modificó el drenaje y se instaló un nuevo sistema de riego automático con el fin de paliar los graves problemas que sufría.

La última actuación en el césped se hizo en mayo de 2018, finalizada la pasada temporada, momento en el que se procedió al sembrado mediante semillas de Ray-grass tras retirar los tepes existentes.

La planta utilizada en Ipurua y en la mayor parte de los campos de Norte es del tipo Ray-grass (Lolium perenne), que aguanta bien la temperatura en esta zona. A menudo, va mezclada con otra variedad llamada Poa Pratensis. A finales del mes de mayo, se ha utilizado también la técnica del sembrado para renovar el campo 1 de Atxabalpe.