S.D. Eibar

El ensamblaje del nuevo proyecto ha empezado a dar sus pasos

Una de las imágenes que se repetirán en los meses de julio y agosto serán las obras de Ipurua./ASKASIBAR
Una de las imágenes que se repetirán en los meses de julio y agosto serán las obras de Ipurua. / ASKASIBAR

A lo largo del mes de julio se irán perfilando los distintos apartados que conciernen a la entidad y a la plantilla

J.A. REMENTERIAEIBAR.

La dirección deportiva de la SD Eibar no descansa en su objetivo de ir poco a poco dando forma a la futura plantilla de la temporada 19/20. La situación es similar a la del año pasado por estas fechas, pocas vacantes a cubrir, pero, como es preceptivo, la pretemporada es un tiempo en el que surgen muchas variaciones. El fichaje esta misma semana del lateral derecho Álvaro Tejero y la venta del centrocampista Joan Jordán al Sevilla han sido los dos capítulos más llamativos en el seno de la entidad azulgrana que, ahora mismo, está a la espera de conocer el devenir del portero debarra Asier Riesgo, aunque en el Eibar han dado por hecho de que no va a seguir defendiendo la camiseta. Un impasse en el caso de Riesgo.

Joan Jordán tenía claro que, de irse, quería recalar en el Sevilla. Nada más firmar con el Sevilla por cuatro temporadas, señaló estar contento «estoy muy contento, muy ilusionado, con unas ganas tremendas de empezar. Quiero agradecer al club por el esfuerzo que ha hecho y lo que siempre digo, estoy donde me quieren y donde quiero estar». Jordán dejó claro que el Sevilla era su primera y única opción, más allá de los pretendientes de la Premier League, «tenía otras cosas, algunas de fuera con bastante más dinero, pero siempre he dicho que valoro muchas cosas y no solo el dinero. Desde la primera llamada seria del Sevilla mis agentes y yo lo valoramos seriamente. Es una opción que me gustaba muchísimo y cuando se fueron dando pasos dije que yo quería venir aquí y aquí estoy. Le estoy agradecido al Eibar por todo lo que me ha dado, hablé con ellos y sabían que quería venir aquí y que teníamos que hacer un esfuerzo todos. Tenía claro que o venía al Sevilla o venía al Sevilla».

El Eibar trata de rediseñar el plantel, portería, centro del campo y delantera, es evidente que se centra en este empeño. En la delantera la marcha de Marc Cardona (ahora ya jugador de Osasunas tras ser vendido por el Barcelona) y Pere Milla, obliga a otear un mercado que ya lo conoce de sobra. No se puede pasar por alto el futuro del lateral derecho Jordi Calavera y de los fidelizados Elgezabal e Irazabal,ni tampoco del central Martínez que ha jugado en el Granada con quien ha ascendido a Primera.

La columna vertebral del equipo se mantiene, aunque hay que cubrir la baja de JordánHay que profundizar en el primer equipo y en el resto de estructuras de la entidad

El fichaje del central Esteban Burgos, del Alcorcón, es otro de los flecos que quedan por ser rematados. A fecha de hoy la plantilla está así: Dmitrovic, Yoel, Arbilla, Rubén Peña, Jordi Calavera, Álvaro Tejero, Martínez, Paulo, Ramis, Pedro Bigas, Sergio Álvarez, Cote, De Blasis, Diop, Escalante, Orellana, Pedro León, Enrich, Cucurella, Kike García, Charles y Nano, éste cedido la pasada campaña en el Tenerife.

«Estamos muy tranquilos, porque efectivamente la columna vertebral se mantiene y lo consideramos fundamental para afrontar una nueva temporada, pero hay alarmas que no se pueden controlar. Si hay equipos que quieren a nuestros jugadores tendremos que pelear por nuestros intereses», señalaba la presidenta Amaia Gorostiza. Frentes abiertos, propios de las fechas, que se espera tengan la resolución deseada. A partir del lunes, el Eibar entra en otra dimensión con el inicio de la pretemporada en ciernes, recordando que el 10 de julio comienza el ensamblaje del nuevo proyecto con el cambio de firma de la equipación, con la reubicación de los abonados, es decir, con todo un rosario de apartados para una puesta en común en la que hay despositada mucha ilusión.

Política de renovaciones

Y en este contexto está la renovación del director deportivo, Fran Garagarza. La presidenta armera señalaba respecto al caso de Garagarza, «es una negociación muy tranquila, porque eso es lo que nos pide. Había cosas más urgentes a las que él daba prioridad, pero tenemos confianza absoluta en que siga. Es otra figura muy importante en el club y no hay que olvidar de dónde viene su crecimiento. Ha dado y está dando mucho por el Eibar y estoy segura de que lo seguirá dando». La mandataria azulgrana ha cumplido su segundo aniversario desde que ganó las elecciones, con respecto a la negociación con Garagarza, comenta que «quizás pecamos de exceso de confianza, pero por el talante de las conversaciones que tenemos día a día, no vemos premura, porque no vemos amenazas por ninguna de las partes. Una de las tareas que me he propuesto es que para la próxima temporada las renovaciones se cierren antes». Lo fundamental es que el Eibar prosigue con su frecuencia a la hora de gestionar todo aquello que corresponde al primer equipo y por ende al resto de su estructura de la entidad.