Enrich solo tiene una microrotura fibrilar, pero es duda de cara al derbi ante el Alavés

L. G. EIBAR.

El Eibar y Sergi Enrich respiran hoy un poco más tranquilos después de que las pruebas médicas que se le realizaron ayer hayan descartado que el balear sufra una lesión grave. La exploración médica ha revelado que el menorquín sufre una microrotura fibrilar en el sóleo de su pierna derecha que le llevará a perderse el choque copero del jueves (12.00 horas) ante el Sporting en El Molinón, pero que no le descarta para ser de la partida el domingo, también a las 12.00, frente al Alavés en Ipurua. El propio club es el que resalta su condición de duda para este choque.

El parte médico sobre el estado físico de los jugadores solo incluye la escueta información respecto al delantero de Ciutadella, pero no aparece ni una sola línea que aclare la dolencia que sufre Marko Dmitrovic, que ya se ha perdido los partidos disputados ante el Athletic y el Celta de Vigo, y que todo apunta a que tampoco estará presente ni en el estreno copero ni en el último derbi vasco que acogerá Ipurua en la presente temporada.

Lo único que ha trascendido sobre su lesión es lo que el propio Mendilibar dio a conocer en los días previos al choque frente a los rojiblancos, en los que aludió «a unos problemas de pubalgia» que arrastra desde que se marchó a la concentración con la selección de Serbia durante el parón liguero de octubre.

Tampoco hay novedad alguna sobre la evolución de las lesiones que padecen Pedro León, Paulo Oliveira y Gonzalo Escalante, aunque todo apunta a que ninguno de los tres va a estar en disposición de reaparecer a corto plazo.

El que sí puede tener por fin su oportunidad de debutar de manera oficial con el Eibar es Calavera, que estuvo cedido la campaña pasada en el Sporting.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos