S.D. Eibar

Enrich y Ramis se apuntan para el sábado en el Wanda

Enrich, Bigas y Ramis corren al frente del grupo en Atxabalpe. / MORQUECHO
Enrich, Bigas y Ramis corren al frente del grupo en Atxabalpe. / MORQUECHO

El ariete y el central se ejercitan con normalidad en la vuelta al trabajo, mientras que Kike García se incorpora al grupo tras dos semanas ausente

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

El parón ha aligerado la sala de espera de la enfermería del Eibar. Una semana después de que el club hiciera público un parte médico que incluía a seis futbolistas lesionados además de a Pedro León, la vuelta al trabajo permite albergar serias esperanzas de que al menos Sergi Enrich e Iván Ramis estén en disposición de participar en el duelo que el cuadro armero afrontará el sábado (13.00 horas) en el nuevo feudo del Atlético de Madrid.

Tras conceder fiesta a los suyos el fin de semana, Mendilibar arrancó la semana con un duro entrenamiento, en el que tanto el delantero menorquín como el central mallorquín se ejercitaron con total normalidad junto al resto de sus compañeros.

Los cuidados y el descanso preventivo de los que disfrutó el de Ciutadella han ayudado a solventar por completo el edema intramuscular que padecía en el extensor de los dedos del pie derecho, por lo que el técnico cuenta con tenerle entre los 18 convocados que se llevará al Wanda.

Orellana y Bigas necesitarán al menos otra semana más para entrenar con el equipo

También confía en que el central de Sa Pobla pueda ser incluido por primera vez en una lista, una vez recuperado ya de la microrrotura fibrilar que sufrió hace ahora justo un mes en el bíceps femoral de la pierna derecha.

El balear ya disputó los primeros 45 minutos del partido amistoso que el Eibar jugó y perdió (2-1) el jueves frente al Toulouse, y ayer tampoco dio muestras de sentir ninguna molestia, por lo que pese a que puede que no esté para actuar los 90 minutos, el preparador azulgrana le hará formar parte de la expedición.

Son los dos únicos lesionados que podrán tener el alta médica de cara al choque ante los rojiblancos, aunque al menos Kike García también ha empezado a incorporarse al grupo tras la buena evolución que ha experimentado de la rotura de fibras que sufrió hacer un par de semanas en el aductor de la pierna izquierda. No llegará ante el Atlético, pero estará listo para el siguiente partido, previsto para el sábado 22, a las 16.15 horas en Ipurua frente al Leganés.

Al resto de los pacientes aún les queda como mínimo otra semana antes de poder ejercitarse con el plantel. Por ahora su sitio es el gimnasio y allí trabajaron ayer Fabián Orellana, Pedro Bigas y Jordi Calavera.

El chileno sigue tratando de recuperarse de la recaída muscular que sufrió en el derbi ante la Real Sociedad, y la precaución va a ser máxima para evitar que la microrrotura que en su pierna derecha no se convierta en una dolencia más grave.

En similar tesitura se encuentra Pedro Bigas, cuya rotura de fibras en el tríceps sural de la pierna izquierda necesitará otro par de semanas de reposo y recuperación.

Calavera, el peor parado

El peor parado de este arranque de temporada junto a Pedro León es Calavera, que arrastra una rotura de fibras en el recto anterior del cuádriceps derecho que le mantendrá cerca de un mes en el dique seco.

El tarraconense no ha podido tener peor suerte desde que aterrizó en Ipurua después de sus dos cesiones consecutivas en el Lugo y en el Sporting. Apenas llevaba 11 minutos en el campo en el primer amistoso veraniego frente al Tudelano y, pese a que viajó con el equipo a la concentración de Austria, no pudo participar en ningún compromiso de la gira. Es junto a Riesgo y Pedro León, el único que no se ha estrenado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos