Los jugadores del Eibar celebran el primer gol del partido del viernes, ante el portero del Sanse, Gaizka Ayesa. / ASKASIBAR

Eibar

Enfocado hacia el objetivo marcado

Tras reencontrarse con la victoria en Ipurua, el Eibar inicia la segunda vuelta aferrado con firmeza a la segunda posición

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

El Eibar cerró 2021 cumpliendo su expreso deseo de volver a ganar en Ipurua, después de que la espléndida racha de siete triunfos consecutivos en casa se viera truncada por el empate cedido ante el Málaga poco antes de disfrutar de una gran semana de resultados en su viaje a las Islas Canarias. Y aunque el sufrimiento padecido para conseguir quedarse con los tres puntos en liza del derbi ante el Sanse dejó un regusto agridulce entre el respetable, los armeros han solventado con éxito su primer propósito del año, mantenerse firmes en la segunda posición de la tabla, pasando la patata caliente al resto de sus contrincantes.

Ademas, y a la espera de que se complete esta primera jornada de la segunda vuelta, se comió las uvas sabiendo que había ampliado la brecha respecto a uno de sus rivales más poderosos, la Ponferradina, que tras su derrota en Oviedo (2-0) se ha visto relegado a quinta plaza, a cuatro puntos de distancia.

El undécimo triunfo, el octavo que sella en casa, le ha situado a solo tres puntos del Almería, cuando hace solo dos jornadas estaba a nueve. No hay que olvidar, sin embargo, que al líder le quedan dos partidos pendientes por disputar, el que juega hoy en su feudo ante el Cartagena, una de las sorpresas del campeonato, así como el choque que fue aplazado hace dos semanas ante el Lugo por el brote de Covid que asoló al plantel gallego.

También hoy, otro de sus grandes contrincantes en la lucha por conseguir el ascenso, un Valladolid que recibe en Pucela al Leganés, que desde la llegada del entrenador franco-tunecino Mehdi Nafti al banquillo pepinero ha cosechado 15 puntos de 24 posibles, los tres últimos en la pasada jornada en el campo del Málaga (0-2).

La lista de duelos de los rivales más directos se completará con un atractivo enfrentamiento vespertino entre el Huesca y el Girona y ya entrados en la noche con el derbi entre el Tenerife, ahora con cuatro puntos menos que los armeros y el Las Palmas, alejado provisionalmente a 11, una cita que finalmente se celebrará con el 50% de aforo después de que se barajara hacerlo a puerta cerrada.

Mientras ellos aún tienen una dura tarea que resolver, los eibarreses disponen de más tiempo para preparar con calma el próximo reto que le enfrentará el día 5, víspera de Reyes, al Mallorca (16.00 h.) con el billete para los octavos de final de la Copa en juego, sin perder de vista, claro está, el siguiente compromiso liguero, que le llevará a visitar en el Carlos Tartiere a un Oviedo al alza que ha conseguido encaramarse a las plazas de play off.

Mantener la línea

Pese a las dudas que quedan pendientes de resolver en el apartado defensivo, el equipo azulgrana camina por la senda correcta que conduce a Primera. Tras promediar 1,90 puntos por partido en las 22 jornadas consumidas, de mantener esta misma línea en los de Garitano alcanzarían los 80 puntos al término del campeonato, dos menos de los 82 que sumaron Espanyol y Mallorca para retornar a la máxima categoría con 11 puntos de ventaja respecto al resto de los aspirantes.

Decirlo es más fácil que hacerlo, pero el Eibar afronta la segunda y definitiva fase de la competición en una privilegiada posición para consumar su objetivo.