Empate y nota alta para el Eibar en Hoffenheim

Enrich y Kike García intentan frenar el avance de Nuhu, jugador del Hoffenheim. /  @HOFFENHEIM
Enrich y Kike García intentan frenar el avance de Nuhu, jugador del Hoffenheim. / @HOFFENHEIM

Los armeros gozaron de ocasiones para ganar en el tramo final |

J.A.REMENTERIA EIBAR.

El Eibar testó en la tarde de ayer su potencial a pocos días de su estreno liguero y lo hizo con nota. Empatando (1-1) contra un rival que esta temporada va a jugar la Champions League, el Hoffenheim de Julian Nagelsmann, equipo y entrenador revelación la pasada campaña en una Bundesliga en la que fueron terceros.

1 HOFFENHEIM

0 EIBAR

Hoffenheim:
Bauman, Kaderabek (Brenet, m. 73), Bicakcic, Nuhu, Schulz (Posch, m.73), Grifo, Vogt, Demirbay (Zuber, m.55), Amiri, Szalai (Belfodil, m.71) y Joelinton (Otto, m.71).
Eibar:
Yoel, Calavera (Elgezabal, m.46), Paulo, Arbilla, Cote (Bigas, m.81), Escalante, Pape Diop, Orellana, Bebé (Sergio Alvarez, m.81), Sergi Enrich (Xesc, m.67) y Kike García.
Goles:
1-0, m.60: Bicakcic remata a puerta vacía tras peinar un compañero hacia atrás a la salida de un córner. 1-1, m.82: Vogt en propia puerta tras una buena contra que remata Orellana y el balón, tras despejarlo el portero, pega en el defensa local, que lo introduce en su propia portería
Incidencias:
Estadio Rhein-Neckar-Arena. Presentación de Hoffenheim. Asistieron 9.450 espectadores en una grada con capacidad para 30.000. Un grupo de seguidores armeros, en los que hubo alemanes, se confraternizaron con aficionados locales. El césped en mal estado.

Mendilibar optó por un once que puede ser muy parejo al que se estrene ante el Huesca el próximo domingo, aunque no debemos de olvidar que esta mañana, en la ciudad deportiva del club alemán, se cerrará el ciclo preparatorio de los armeros. Mendilibar y cuerpo técnico sacarán sus conclusiones para empezar a fraguar de manera más sólida el nuevo proyecto.

Volviendo al partido, el Eibar tuvo la posesión del balón desde el primer momento, el dominio del juego ante un rival que buscaba robar para sorprender rápidamente a la contra. Los hombres de Mendilibar se fueron acercando a la portería rival y en el minuto 30, tras una gran jugada y centro de Bebé, peligroso cuando se hacía dueño del balón, estuvieron a punto de adelantarse por mediación de Orellana. Tres minutos después la oportunidad fue de Enrich, que remató de cabeza un buen servicio de Cote desde la izquierda. Y a cuatro minutos del final del primer tiempo, un defensa alemán le arrebató el balón a Enrich en el último momento cuando este se disponía a rematar en buena posición dentro del área.

El dominio del partido en la primera mitad fue del Eibar, pero el cuadro armero no fue capaz de desequilibrar el marcador a su favor a pesar de gozar de buenas ocasiones. Al descanso se llegó con el marcador a cero, dejando los eibarreses una estela de buenas sensaciones.

Goles tras el descanso

Tras pasar por vestuarios Mendilibar retiró a Calavera, el único jugador que había visto cartulina amarilla en la primera mitad, y en su lugar colocó a Elgezabal, que está cumpliendo a la perfección en defensa cuando ha tenido minutos.

El segundo tiempo empezó como el primero, con un Eibar controlador. El dominio del Eibar era palpable y en el minuto 56 llegó una nueva ocasión armera. Otro buen servicio de Cote desde la izquierda encontró la cabeza de Kike García, que no dirigió bien hacia portería, y Enrich, en su intentó de tocar el balón, tampoco llegó al remate. Y dos minutos después Elgezabal cabeceó un córner lanzado por Bebé desde la derecha que se fue lamiendo al larguero. Pero cuando mejor estaba el Eibar llegó el gol del Hoffenhein. Fue en el minuto 61 y tras un saque de esquina que remató Bicakcic. El 1-0 hizo daño a los eibartarras, que pasaron algunos apuros y pudieron recibir algún gol más. Afortunadamente, Yoel realizó una gran intervención neutralizando un peligroso disparo de Grifo.

Tras unos momentos de agobio, los armeros recuperaron en el último cuarto de hora el control del juego y concretaron llegadas peligrosas que pusieron en jaque a la defensa germana. En el minuto 79 un cabezazo a bocajarro de Xesc a la salida de un córner fue detenido por Bauman, pero en el 82 llegó el empate. La jugada del 1-1 nació en un robo de Pape Diop con posterior conducción de Sergio Álvarez, que cedió a Orellana. El chileno disparó a puerta y el portero despejó, pero el balón le pegó a Vogt y se metió en la portería.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos