Emerger a la superficie

El 'submarino amarillo' ve en el choque de hoy en Ipurua una «buena oportunidad para reengancharnos» a la Liga

L. G. EIBAR.

El 'submarino amarillo' no ve el momento de salir a la superficie. Después de vadear el fondo de la clasificación durante gran parte de la temporada, el Villarreal quiere empezar a alejarse de peligro de quedar encallado ahí abajo y afronta el choque de hoy en Ipurua como la ocasión propicia para lograr su punto de inflexión. Así lo cree al menos el entrenador del cuadro castellonense, que se lo toma como una gran oportunidad seguir la estela de aquellos que, como el Eibar, están algo más desahogados. «Desde el Leganés hasta el que va sexto o séptimo hay muy pocos puntos de distancia, por lo que si ganamos nos podemos poner en un grupo con muchos equipos en una situación de puntos muy parecida. Sin duda, ganar este partido nos da una gran oportunidad de engancharnos ahí», comentó ayer antes de partir hacia Eibar.

Aquí ya sabe que a su equipo le va a tocar sufrir y trabajar mucho para superar a un Eibar muy bien forjado. «El Eibar suma cinco partidos sin perder, es un equipo que tiene un juego muy directo y muy ofensivo, otro tipo de juego, pero muy ofensivo. Es un equipo que genera muchas ocasiones y que nos va a exigir mucho en su campo. Es un equipo que está muy bien trabajado, que no tendrá la posesión como el Madrid, pero que va a llegar más directo y que es un equipo muy vertical».

Y por eso mismo, el técnico madrileño augura un duelo intenso. «Tenemos que ser un equipo que se mantenga los 90 minutos compitiendo, que sea un equipo que sume puntos. Sabemos que debemos reducir las pérdidas de balón desde atrás, el día del Madrid esas pérdidas nos significaron peligro. En Eibar sabemos que nos van a presionar y que nos van a complicar la salida de balón, debemos estar muy atentos a eso, pero no podemos dejar de salir jugando».

«No hemos podido preparar tácticamente el partido», se queja el técnico Luis García

Sin tiempo a nada

Luis García, que aún no ha estrenado su casillero de victorias tras sustituir a Javier Calleja el pasado 10 de diciembre, se quejó del escaso margen que ha tenido para preparar este partido, después de que el jueves lograran un valioso empate en el choque aplazado ante el Real Madrid. «Solo hemos tenido 60 horas para recuperar. No hemos podido preparar tácticamente el partido porque no había tiempo. No es de recibo que mi equipo deba jugar cada tres días las próximas semanas».