La plantilla armera empezó ayer a preparar en Atxabalpe el choque que les espera este sábado en La Rosaleda ante el Málaga. / ASKASIBAR

El Eibar visita en La Rosaleda a un Málaga inmerso en una dinámica positiva

La llegada de Guede al banquillo malagueño hace dos jornadas ha sido un revulsivo para lograr 4 de 6 puntos posibles

J.A. REMENTERIA Eibar.

La plantilla azulgrana inicio ayer su puesta a punto para visitar este sábado a partir de las 18.30 horas al Málaga CF. El Eibar afrontará un partido de altos vuelos en La Rosaleda ante un crecido Málaga que, con la llegada del nuevo técnico Pablo Guede, ha cambiado su dinámica de forma positiva en su objetivo de lograr la permanencia.

La presencia del preparador argentino en el banquillo malacitano ha supuesto que haya sacado 4 puntos de 6 posibles, lleva dos jornadas al frente del cuadro costaleño: ante el Valladolid, 2-2 en La Rosaleda y 0-3 en Butarque frente Leganés. Guede es el tercer entrenador que se sienta esta misma temporada en el banquillo del conjunto malagueño, le precedieron José Alberto López y Natxo González. El efecto Guede es un revulsivo incalculable para el Málaga, que espera y confía en seguir en la línea de sus dos últimas jornadas en las que está invicto. El Málaga en La Rosaleda ha logrado 14 puntos en dieciocho partidos disputados, con tres victorias, cinco empates y diez derrotas. En la ida en Ipurua consiguió arañar un punto, es de los pocos equipos que ha logrado sorprender al Eibar en Ipurua. En sus filas milita el excentral del Eibar, David Lombán.

Málaga y Eibar han rivalizado en La Rosaleda en un alto número de ocasiones. En Primera División, en las cuatro visitas que realizó el cuadro armero logró una victoria, dos derrotas y un empate; en Segunda División hasta la fecha de hoy los azulgrana han tenido un balance de dos derrotas y dos empates; y en la Copa del Rey en la edición de 12/13 perdieron los armeros por 4-1 en el partido en octavos de final y en la tercera ronda de la edición 83/84 cayeron los eibarreses por 2-0. Es una salida que tiene su dificultad, como todas, pero, en especial el conjunto de la Costa del Sol suele ser complicado y más en en este momento que atraviesa una situación de bonanz,a con la llegada del nuevo preparador.

Si el Málaga ha reverdecido su moral, no menos en el Eibar, tras haber remontado y concluido el partido ante Las Palmas dando una muestra de capacidad de superación de cualquier adversidad o contratiempo. El capitán Sergio Álvarez, que asumía con sabor agridulce el empate ante los grancanarios se quedaba, a su entender, con la positivo del tramo final de este encuentro, «esta es la tónica que tenemos que seguir», especialmente con la «intensidad y agresividad que hemos finalizado, lo tenemos que mantener hasta la conclusión de la temporada, creo que si lo conseguimos vamos a tener cosas buenas en esta recta final». El asturiano apunta que en Ipuru,a en los tres partidos que restan ante Zaragoza, Valladolid y Tenerife, «hay que ir a por los rivales. Lo que hemos hecho ante Las Palmas puede ser un paso bueno para acabar la temporada alcanzando el objetivo, que es subir a Primera División». Por su parte, el delantero Fernando Llorente destaca que «nuestro objetivo está cada vez más cerca» y en la misma línea que su compañero Sergio Álvarez ,el campeón del mundo resalta que hay que «seguir trabajando para que cada uno dé lo mejor que tiene para llegar a conseguir volver a Primera».

El Eibar se va a presentar en Málaga con la garantía de todas sus líneas, especialmente en defensa, con el regreso de Venancio y Tejero. Garitano tendrá sus recursos para alinear un once exento de contratiempos. La cuenta atrás en el avispero del ascenso directo se pone emocionante, y los tres firmes candidatos, Eibar, Almería y Valladolid cierran filas. Los almerienses en su calendario se cruzan con rivales que se niegan a bajar, su permiso hacia el objetivo de Primera pasa por esos conjuntos que se debaten en la desesperación. En Valladolid lamentan las bajas de Oscar Plano por lesión y la del delantero Sergio León por sanción de cuatro partidos. Mientras, el Eibar, apela a Ipurua como fortín mirando a las visitas, a priori, exigentes de Zaragoza, Valladolid y Tenerife.