SD Eibar

A por otro empujón antes del nuevo parón liguero

La plantilla del Eibar corretea por las instalaciones de Atxabalpe antes de un entrenamiento. / MORQUECHO
La plantilla del Eibar corretea por las instalaciones de Atxabalpe antes de un entrenamiento. / MORQUECHO

El Eibar afronta una visita inédita al Valladolid con la pretensión de dar continuidad a la victoria en el derbi | Pablo Hervías cubre la vacante dejada por el sancionado De Blasis en una lista en la que finalmente no figura Pedro León

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

Casi 13 años después de que se vieran las caras por última vez, el Eibar regresa de nuevo a un estadio pucelano que vuelve a ser de Primera. No habrá ánimo de revancha armera porque en aquella ocasión el Valladolid se llevó el triunfo de Ipurua (0-1), sino un deseo sano de sumar los tres puntos que refrenden el triunfo conseguido el pasado fin de semana en el derbi ante el Alavés, pero también para volver a pescar fuera de casa con el fin de no tener que depender tanto de lo que se pone en juego en el feudo armero cada 15 días.

La agónica victoria lograda en el descuento ante los babazorros ha calmado las aguas que se habían revuelto tras la goleada sufrida en Vigo y la mala imagen mostrada en el duelo copero en Gijón y, de nuevo con la sonrisa en la cara, los armeros quieren dar otro empujón antes de afrontar con más tranquilidad y más fuerza el parón que precederá al choque en casa del próximo 24 de noviembre ante el Real Madrid.

Son conscientes de que en el Nuevo José Zorrilla les espera un Valladolid henchido de moral tras un excelente retorno a la categoría que les ha permitido coquetear con los puestos cabeceros. Vienen de perder ante los merengues en el Bernabéu, donde les faltó la suerte que sí tuvo el equipo de Solari para marcar de rebote, mientras los remates pucelanos se estrellaban hasta en dos ocasiones en los palos.

Han sabido mantener la inercia ganadora que les hizo lograr el ascenso, pero los azulgranas no quieren desaprovechar la oportunidad de hacerles un 'sorpaso' en la tabla para afianzarse en su camino a la permanencia.

Un retorno emotivo

No es un partido más para José Luis Mendilibar, que vuelve a la que fue su casa durante tres temporadas y media y donde le esperan con los brazos abiertos. No es nada habitual que un técnico que es despedido de un club por los malos resultados sea recordado con tanto cariño por los aficionados , pero los pucelanos no olvidan lo mucho que les hizo disfrutar en la campaña en la que les llevó a Primera batiendo todas las marcas en la temporada 2006/07 y que luego logró mantenerles otras dos temporadas más hasta que el idilio se rompió a mitad de la tercera.

Se acabó el amor de tanto usarlo pero no el afecto y la admiración que sienten por él, de ahí que entre las 43 peñas que tiene el Valladolid aún se mantenga la que se formó en honor al técnico de Zaldibar.

Le preparan un bonito recibimiento, pero no solo a él, sino también a Rubén Peña, Ramis, Joan Jordán y en especial a Pablo Hervías, que también se ha ganado el corazón de los seguidores pucelanos después de ser uno de los grandes artífices del merecido ascenso tras imponerse en el playoff.

El riojano fue pretendido por el Valladolid en verano y también insistirá en invierno por recuperarlo dado lo poco que está entrando en los planes de Mendilibar, pero por de pronto, sí que ha viajado hasta la capital del Pisuerga después de haberse sido el descartado por decisión técnica en las últimas citas.

La ausencia por sanción de De Blasis le ha abierto la puerta para entrar en la convocatoria, pero parece complicado que pase de la grada a la titularidad, aunque cosas más raras se han visto. En principio, todo apunta a que la plaza que venía ocupando el argentino en el extremo izquierdo será para Cucurella, uno de los grandes revulsivos en la victoria en el derbi, que está disponiendo de más minutos como atacante que en el lateral, su posición natural.

La otra novedad de la lista es la de Pedro Bigas, que cubrirá la vacante que deja la salida de un Iván Ramis que no termina de encontrar el punto de forma necesario para que pueda volver al equipo.

El que finalmente no ha viajado ha sido Pedro León. El propio Mendilibar dijo que cabía la posibilidad de que le incluyera en la convocatoria «como bulto», dando a entender que era una buena oportunidad para que el murciano volviera a sentirse futbolista formando parte de nuevo de una expedición, pero el técnico prefiere reservarle de cara al amistoso que concertarán para el parón y ahí se verá si está en condiciones de volver a competir.

No cabe duda de que el extremo será un importante refuerzo de cara al resto de la temporada, pero los que hoy saltarán al césped y los que se queden en el banquillo se esmerarán en demostrar que con ellos el Eibar es fiabley competitivo. Llegar al parón con 17 sería la mejor forma de dejarlo patente.

Más

 

Fotos

Vídeos