S.D. Eibar

El Eibar ultima los detalles para la celebración de la Junta

El club espera con expectación los resultados que marcarán el futuro estratégico de la entidad

L. G. EIBAR.

En poco más de 24 horas la gran incógnita sobre dónde construirá el Eibar sus futuras instalaciones de entrenamiento quedarán despejadas. La expectación en el club y en la localidad armera son máximas ante una decisión que está en manos de los más de 11.000 accionistas que la entidad tiene repartidos entre 69 países del mundo.

Muchos de ellos ya han expresado sus preferencias a través de votación telemática que estuvo activa hasta el pasado viernes, pero dado que no se alcanzó el 25% del paquete accionarial, serán los propietarios que acudan mañana, a partir de las 19.00 horas al Coliseo, los que tengan la última palabra respecto a la ubicación definitiva de la ansiada Ciudad Deportiva.

Como ya es bien sabido, el Eibar ha presentado dos opciones diferentes, una situada en lo alto del polígono de Azitain, que tendría capacidad para albergar tres campos por un coste de 18,2 millones de euros (en un principio era de 21,4), mientras que la otra alternativa contempla la construcción de cuatro campos con opción a ampliar un quinto en el alto de Areitio, en Mallabia, por un coste total de 16 millones de euros.

Aunque la semana pasada la directiva azulgrana anunció mediante un comunicado que había logrado que los propietarios de los terrenos de Azitain rebajaran a la mitad el coste de los mismos, lo que ha reducido el coste de ejecución en más de tres millones de euros, los responsables de la entidad se han mantenido firmes en su apoyo por la opción vizcaína debido a que «es la única que cumple con todos los requisitos planteados por la dirección deportiva».

Dado que los accionistas tienen en su mano la decisión estratégica más importante de la historia del club se prevé una asistencia masiva. En cualquier caso, la directiva anima a todo su accionariado a ejercer su derecho a voto.

El emplazamiento de la Ciudad Deportiva no será lo único que se someta a votación en una Junta ordinaria que amenaza con eternizarse, puesto que el Consejo de Administración del Eibar presentará también para su aprobación las cuentas anuales de la temporada 2017/18, que incluyen el presupuesto para la temporada 2018-2019 que asciende a 49 millones de euros, el más elevado en sus 78 años de existencia.

 

Fotos

Vídeos