Jugadores armeros protestan a Arcediano Monescillo la expulsión de Correa en Leganés. / Federico Titone

El Eibar tratará de mantener su poderío en Ipurua ante el Granada

Armeros y nazaríes, candidatos a estar arriba, lucharán por olvidar sus primeras derrotas en Leganés y Andorra

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍA

Garitano ha programado seis sesiones de entrenamiento, con cuatro ensayos en Atxabalpe y dos en Ipurua, uno de ellos en el anexo, cara al choque del próximo lunes en Ipurua a partir de las 21.00 horas ante el Granada. En las filas del Eibar será baja el lateral derecho Correa por sanción, fue expulsado con roja directa en Leganés. El técnico armero va a esperar a la evolución de los lesionados Vadillo y Venancio. Mañana comienza precisamente en Atxabalpe su puesta a punto y destaca que la sesión del domingo, la última previa al partido, también será en Atxabalpe, pero en horario vespertino, a partir de las 18.00 horas.

El Eibar recibe a un Granada que encajó su primera derrota en Andorra, hasta entonces se había mostrado muy fuerte y venía siendo un líder solvente, pero ante los andorranos mordió el polvo cayendo por 1-0. También los armeros encajaron su primera derrota en Leganés, por tanto el choque entre armeros y nazarís de Ipurua adquiere una dimensión especial para unos y otros, es un enfrentamiento entre dos rivales fuertes y candidatos a estar arriba, aspirantes, sin duda, a disputar una de las plazas del ascenso. El Eibar como el Granada no querrán encajar dos derrotas consecutivas, lo cual todo apunta a que va a ser un partido intenso.