S.D. Eibar

Enrich resurge para certificar el triunfo ante el Swansea

Los jugadores del Eibar celebran el tanto marcado por Pere Milla. /TWITTER EIBAR
Los jugadores del Eibar celebran el tanto marcado por Pere Milla. / TWITTER EIBAR

El Eibar recobra buenas sensaciones en un partido muy competido en el que Pere Milla adelantó a los armeros, que cedieron terreno en los últimos minutos

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

Los resultados son lo de menos en pretemporada, pero las derrotas generan dudas y el Eibar se encargó este martes de despejar muchas de ellas con un triunfo ante un Swansea que presentó batalla desde el principio y que hasta el final estuvo a punto de sacar mayor partido al cansancio que hizo mella en los armeros.

Pero lo verdaderamente reseñable del marcador firmado ante los galeses en Jenbach fue que Pere Milla empieza a reclamar con hechos un puesto que está muy caro en el plantel y, sobre todo, que Sergi Enrich también se reencontró con el gol más de siete meses después de haber anotado el último el pasado 6 de enero en Las Palmas. Solo unos pocos días después se rompió el cuerno posterior de su menisco su rodilla derecha y de lo que parecía una lesión a recuperar en unas pocas semanas se convirtió en una baja prolongada hasta que ha podido empezar a trabajar con el grupo en el arranque de esta pretemporada.

Era el regreso más esperado por el club armero y por sus compañeros, que hicieron piña con él, conscientes de que ese gol no era uno más para el balear, sino la confirmación de que está en el buen camino para volver a ser el que era.

Tanto él como el resto de los azulgranas, que ayer vistieron de verde debido a que fue el Swansea el que se enfundó su equipación blanca, pusieron todo lo que tienen a estas alturas para evitar un nuevo borrón, y pese a que en los últimos minutos dieron muestras de flaqueza, lograron mejorar la imagen del equipo y también la relación de triunfos y derrotas en los cuatro partidos que han disputado hasta la fecha.

Más

Tal y como había anunciado en la víspera, Mendilibar puso en liza a once jugadores distintos a los que jugaron y perdieron frente al Basaksehir turco. Más que las presencias, como la de Elgezabal ocupando el lateral derecho ante la baja por lesión de Calavera, llamó la atención la nueva ausencia de Fabián Orellana, que sí actuó en el primer amistoso ante el Tudelano, pero que desde entonces no se le ha visto ni frente a la Real Sociedad ni el lunes ante los turcos. No está entre los jugadores que arrastran molestias físicas, así que debe tratarse de una decisión técnica del entrenador armero.

En cualquier caso, el equipo se las arregló para lograr la ambición y el ritmo que le había faltado en el choque del lunes. Fueron los armeros los que se encargaron de poner el ritmo y las ocasiones de la primera mitad, como un cabezazo de Elgezabal que se marchó fuera a la salida de un córner, pero el tanto se resistió a llegar hasta que a falta de tres minutos, Pere Milla culminó tras un buen pase de Nano, una excelente acción colectiva. A destacar el pase filtrado de Pape Diop que hizo de llave para abrir el cerrojo inglés.

Debut de Cardona

A los pocos minutos de arrancar la segunda mitad, Sergi Enrich atrapó un balón en el interior del área, se dio la media vuelta y, pese a la oposición del central, logró batir a Muldder, que acababa de saltar para suplir a Nordfeldt, que había salido de titular.

Sin que el Swansea hubiera podid generar ni medio gramo de inquetud, Mendilibar optó por retirar del campo a Diop,q ue había hecho un esfuerzo descomunal en todo el partido, y después a Ramis, que había dado un susto, y Enrich, que también estaba agotado. Cambios que propiciaron el debut de Marc Cardona, el joven delantero recién cedido por el Barcelona, que saltó al campo con el también exculé Antonio Martínez. Pero justo entonces el Eibar flaqueó y, después de que Jordi Amat recortara distancias, el triunfo peligró.

Más Eibar

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos