Atienza toca el balón de cabeza en Atxabalpe. / M. ASKASIBAR

Liga Smartbank

El Eibar afronta la prueba del algodón

La visita del Sporting a Ipurua medirá la evolución del conjunto azulgrana tras sumar siete de los últimos nueve puntos

LETIZIA GÓMEZ eibar.

Ipurua acoge hoy uno de los duelos más atractivos del campeonato entre uno de los máximos aspirantes al ascenso y el equipo que lidera la tabla con autoridad tras los cinco partidos disputados hasta la fecha. Será, a su vez, la gran prueba del algodón para testar la evolución experimentada por el Eibar tras haber enlazado dos victorias y un empate en las tres últimas jornadas.

En su tercera piedra de toque que encaran en casa, el gran reto y también la gran obsesión para los de Gaizka Garitano será tratar de lograr su primera victoria como local tras haber digerido ya la derrota sufrida ante la Ponferradina en el choque inaugural y el empate cedido frente al Leganés hace dos semanas.

Lograrlo ante el Sporting de Gijón supondría además dar un golpe de autoridad que fortalecería no solo su confianza, sino también sus expectativas de ir asentándose en lo alto de la clasificación.

Al igual que ocurrió en Anoeta, el preparador azulgrana no podrá contar con los dos centrales que partieron de inicio en los cuatro primeros partidos, dado que Arbilla y Venancio siguen inmersos en sus respectivos procesos de recuperación, pero para esta ocasión sí dispondrá de Rober Correa, que restablecido ya de la operación en el pie a la que fue sometido en julio, ha entrado por primera vez en la lista de convocados, aunque de primeras apunta al banquillo debido a que aún le falta ir cogiendo ritmo y forma física.

No parece probable tampoco que el técnico vizcaíno trace en Ipurua el sistema con cinco defensas que utilizó frente al Sanse, porque la estrechez del césped de Ipurua limita más las opciones en ese sentido, y porque el esquema que incluye a Expósito en la mediapunta, con Javi Muñoz y Atienza o Sielva formando pareja en la medular, le ha permitido desarrollar el juego ofensivo que le gusta, aunque los resultados no lo hayan recompensado como merecía.

Defender el liderato

Juegue con quien juegue, el espectáculo está garantizado, no solo por las buenas prestaciones que ha venido ofreciendo el conjunto eibarrés, sino también porque el equipo gijonés viene con todo y con todos para tratar de defender su condición de líder.

El equipo de David Gallego no conoce la derrota (cuatro victorias y un empate) y manda en solitario en este arranque liguero, en el que se ha convertido en el segundo conjunto más goleador con siete tantos en su haber, todos ellos marcados, además, por siete jugadores diferentes.

Gallego recupera a Babin para el encuentro ante los armeros y también podrá disponer de su goleador Djuka, autor de 22 dianas en la pasada campaña, pese a que se retirase lesionado en el último partido contra el Leganés.

Un duelo por todo lo alto entre dos de los gallos más fuertes de la categoría.

Temas

Eibar