S.D. Eibar

El Eibar quiere prolongar la fiesta a costa del Rayo

Cucurella golpea el balón ante Escalante durante un partidillo en las instalaciones de Atxabalpe. / MORQUECHO
Cucurella golpea el balón ante Escalante durante un partidillo en las instalaciones de Atxabalpe. / MORQUECHO

Con los ecos de la gesta ante el Madrid aún resonando, los armeros desean poner la guinda al día de San Andrés. El preparador azulgrana podría repetir el mismo once que ante los blancos pese a que recupera a Diop y Arbilla

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

La ciudad de Eibar se encuentra inmersa en plenas celebraciones del día de San Andrés, patrón de la localidad, y el equipo armero viaja hasta Vallecas con la firme intención de ponerle el mejor colofón posible a la fiesta. El colosal triunfo ante el Real Madrid en Ipurua del pasado sábado adelantó el lanzamiento del chupinazo y hoy quieren participar de los festejos a distancia sumando un nuevo triunfo que les permitiría superar la barrera de los veinte puntos y dejar a nada menos que a catorce a un Rayo Vallecano con el que, de momento, sigue compartiendo el mismo objetivo, la permanencia.

Del choque frente a los merengues solo deben preservar la alegría, el orgullo que provocó su hazaña y el gran juego solidario que les condujo a conquistar la victoria. El resto debe quedarse en casa frente a un rival al que le va media vida en el partido.

Y por eso José Luis Mendilibar se ha empeñado en hacerles ver a sus jugadores que nadie se salva con solo dieciocho puntos y que, como se pudo comprobar ante el Huesca en el primer partido de la temporada, cualquier equipo puede pintarte la cara. Y aquellos que luchan por quedarse en esta categoría a la que tanto cuesta llegar, son los que más dispuestos están a dejarse la piel por conseguirlo.

Clasificaión de Primera División

1
Sevilla 26
2
Barcelona 25
3
Atlético Madrid 24
4
Alavés 23
5
Espanyol 21
6
Real Madrid 20
7
Girona 20
8
Real Sociedad 19
9
Levante 18
10
Eibar 8
11
Valencia 17
12
Getafe 17
13
Valladolid 17
14
Betis 16
15
Celta 14
16
Villarreal 14
17
Leganés 13
18
Athletic 11
19
Rayo Vallecano 7
20
Huesca 7

Pero el Eibar ya no es nuevo en esto. Sabe bien dónde se reparten los puntos que más valen para asegurar la salvación y también lo importante que es ir sumándolos cuanto antes para evitar las sorpresas y apuros que se producen en la recta final. El equipo armero va con paso firme y con casi todo su arsenal disponible, ya que para incluir a Diop y Arbilla, cumplidas ya sus respectivas sanciones, el entrenador vizcaíno ha dejado fuera a Pere Milla, Cardona y Pablo Hervías, tres de los efectivos más jóvenes del plantel, que apenas están encontrando huecos por los que colarse en el equipo. Y será aún peor cuando Dmitrovic, Pedro León y Calavera también estén en disposición de jugar.

Una cosa es que Arbilla y Diop vuelvan a la lista y otra que regresen al equipo. En cualquier otra situación, la presencia de ambos estaría garantizada y en esta ocasión tampoco está descartada, pero dada la exhibición que dieron los once que partieron de inicio ante el Real Madrid lo normal sería que el de Zaldibar repitiese, porque él es quien siempre insiste en que su equipo no juega en función del adversario que tenga enfrente.

Los únicos cambios que se antojan posibles pueden afectar a la linea defensiva, en la que Mendilibar tendría que sacrificar a Ramis o Paulo para dar entrada a Arbilla, así como a la medular, donde o bien sienta a un Escalante que estuvo inconmensurable o dibuja un trivote para formar con el argentino, Diop y Jordán como enganche, lo que le obligaría a prescindir de uno de los delanteros.

A los que no parece que vaya a tocar un pelo es a Cucurella, que se salió ante los madridistas, ni a Orellana, quien también mareó hasta el desmayo a los de Solari. Las bandas son clave en el juego del equipo armero y ya tienen dueño.

Un duelo de contrastes

La alegría y la confianza que invaden el vestuario armero contrasta con la situación de extrema necesidad que presenta el Rayo Vallecano, que se agarra a este partido como un clavo ardiendo en su agonía por no despedirse de la categoría a las primeras de cambio.

El equipo en el que militan los exazulgranas Alejandro Gálvez y Bebé está consumido por las dudas, más que por su juego por su mala dinámica de resultados, puesto que no gana desde la jornada cuatro frente al Huesca. Los números del equipo madrileño se resumen en ese mencionado triunfo, además de cuatro empates y ocho derrotas que lo sitúan penúltimo de la clasificación empatado con el colista, Huesca. Y ya se empieza a abrir un importante hueco en la tabla. Algo preocupante para sus intereses.

Más

 

Fotos

Vídeos