S.D. Eibar

El Eibar se prepara para hacer caja con la venta de Jordán

El centrocampista catalán posa en Atxabalpe, adonde ya no volverá la próxima temporada. / ASKASIBAR
El centrocampista catalán posa en Atxabalpe, adonde ya no volverá la próxima temporada. / ASKASIBAR

El club armero tiene al menos tres ofertas en firme sobre la mesa, dos de equipos extranjeros y otra de LaLiga, aunque hay más interesados

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZEIBAR.

Que Joan Jordán no va a seguir en el Eibar es un secreto a voces. La cuestión es saber quién se lo llevará y por cuánto. Eso es lo que tiene que determinar el club armero, que ya se frota las manos ante el gran interés que ha despertado el joven jugador catalán, por el que han empezado a llover las ofertas. Por de pronto, en los despachos de la entidad azulgrana ya están estudiando con detenimiento las tres propuestas en firme que le han llegado en los últimos días, dos de ellas de equipos de la Premier League inglesa y otra de un club de Primera. Ni el Eibar ni los nuevos representantes del jugador han querido desvelar los nombres de los interesados, aunque desde Leader Sports, la nueva agencia contratada por el jugador, aseguran que «aún quedan más propuestas por llegar».

Aunque hasta hace poco en Valencia se daba por hecha su llegada, al cuadro che le ha salido una dura competencia, tanto desde Villarreal como del Sevilla, que ya le venía siguiendo cuando Joaquín Caparrós estaba en el banquillo, y que ahora ha reactivado su ofensiva por el centrocampista catalán tras la incorporación del exseleccionador Julen Lopetegi, que el pasado 5 de mayo presenció desde el palco de Ipurua el partido que el cuadro eibarrés disputó ante el Betis.

El sustituto de Banega

El conjunto sevillista se está planteando seriamente ceder a las pretensiones del Boca Juniors para hacerse con los servicios de Ever Banega, un jugador con una ficha alta que ha protagonizado un pésimo final de temporada, y la dirección deportiva ve en Jordán un sustituto que encaja en el perfil deseado. Es joven, nacional, de rendimiento inmediato y mucho margen de mejora. Un diamante aún por pulir cuyo precio está fijado en 15 millones de euros. El Eibar sabe por experiencia que Monchi tiende a intentar pagar poco para luego sacar mucho, como ya intentó en la frustrada operación de venta de Keko, que finalmente terminó recalando en el Málaga por cerca de cinco millones.

Sin embargo, en esta ocasión hay varios pretendientes dispuestos a pujar fuerte, especialmente el Arsenal, de cuyo interés ya se supo hace varios meses, como el West Ham de Manuel Pellegrini, el último en sumarse al interés por el centrocampista catalán.

El Eibar no tiene prisa por cerrar la operación, aunque no es el único que tiene poder de decisión al respecto ya que el Espanyol, club de origen del jugador, se reservó cuando lo traspasó hace dos campañas al club armero por solo un millón de euros un derecho de tanteo que podría ejercer, además de garantizarse también el 20% de los derechos sobre una posible venta del jugador.