El Eibar mantiene su apuesta por lo bueno conocido

Diop, en un entrenamiento, ha sido el último en renovar con el Eibar./ASKASIBAR
Diop, en un entrenamiento, ha sido el último en renovar con el Eibar. / ASKASIBAR

Tras atar a Diop, el club busca sellar la renovación de algunos de los siete jugadores que acaban contrato

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZEIBAR.

Pape Diop ha sido el primero de los ocho jugadores del Eibar que llegaban al final de su contrato en la presente campaña en prolongar su vinculación con el club armero. Una noticia esperada que no hace sino ratificar que un año más, la entidad azulgrana mantiene una clara apuesta por retener a los futbolistas más asentados del bloque que dirige José Luis Mendilibar.

El proyecto de continuidad que catapultó a Amaia Gorostiza a la presidencia en las primeras y únicas elecciones celebradas por la entidad, es también una de las premisas más importantes que rigen la política de la dirección encabezada por Fran Garagarza, que en los últimos años se ha afanado por redoblar la confianza en los jugadores más utilizados por el técnico de Zaldibar.

Las negociaciones por atar al centrocampista africano apenas le han restado tiempo, porque las dos partes tenían claro desde el principio que lo mejor para ellos era seguir unidos de la mano en el camino, pero el mutrikuarra es consciente de que, al margen de las necesidades que puedan surgir de cara al mercado invernal, le queda mucho trabajo por solventar antes de que se abran las puertas.

Jugadores como Cote, Orellana o Escalante serían libres para negociar con otros clubes en enero

El resto de los 15 efectivos del plantel tienen contratos de entre dos y cinco años de duración

Y es que no se puede olvidar que hasta siete jugadores tan relevantes como el senegalés tendrían vía libre para negociar con otros clubes a partir de enero, ya que los contratos que en su momento firmaron Ramis, Escalante, Cote, Charles, Orellana, De Blasis y Pedro León expiran el 30 de junio del próximo año.

Todos ellos superan la treintena, algunos con creces, pero aunque varios de ellos no estén entrando en los onces que está diseñando el técnico en este arranque de competición, todos sin excepción han adquirido una notable trascendencia en el vestuario, de modo que el club ya está manos a la obra para lograr que la mayoría de ellos puedan seguir vistiendo la camiseta armera.

Prioridades

Las principales esfuerzos se centran ahora mismo en las figuras de Cote, al que ni siquiera se le buscó competencia este verano, y Fabián Orellana, que está viviendo una segunda juventud desde que desembarcó en Ipurua hace ahora casi dos años. Las prisas son entendibles, porque ambos ofrecen fiabilidad y un alto rendimiento que, lógicamente, atrae el interés de muchos rivales.

Pero también Escalante, que a sus 26 años de edad acumula cinco de experiencia en Primera, y Charles, que pese a sus 35 años sigue siendo una garantía de cara al gol, resultan ser dos sabrosos caramelos que además se marcharían gratis. El también argentino De Blasis es una incógnita que él se está encargando de despejar.

En el caso de Iván Ramis existen algunas diferencias que complican la posibilidad de que puedan seguir un año más, aunque en las tres últimas temporadas las dudas han rodeado al central mallorquín, y al final, aunque su firma se dilatara más o menos, el veterano defensa ha ido renovando año a año por expresa petición del propio Mendilibar. Pese a que las lesiones le han perseguido desde el mismo año en el que llegó, el balear es junto a Escalante y Enrich, el jugador que más tiempo lleva junto al de Zaldibar y el que ha sido insustituible siempre y cuando ha estado disponible. Sin embargo, este año se está dando la circunstancia de que el preparador vizcaíno no está contando con él, aunque le tiene a su lado sentado en el banquillo.

Otro tanto de lo mismo ocurre con Pedro León, que tras dos temporadas de pesadilla debido a una serie de graves lesiones, tampoco está consiguiendo ser la primera opción del entrenador ahora que las ha conseguido dejar atrás. Aún así, no conviene sacar conclusiones precipitadas, porque aunque ahora no esté en su mejor pico de forma, poco a poco va adquiriendo el ritmo necesario y Mendilibar sabe que con solo una fugaz aparición es capaz de cambiar el sino de un partido.

Un bloque garantizado

Respecto a los 15 restantes efectivos que completan el plantel actual impera la calma, puesto que Yoel, Kike García, Arbilla, Dmitrovic, Paulo y el recién renovado Diop tienen asegurada su continuidad hasta el verano del 2021, mientras que los contratos de Sergi Enrich, Bigas, Sergio Álvarez, Esteban Burgos, Correa e Inui están vigentes hasta el 2022.

Además, en su afán por asegurarse un futuro halagüeño con la llegada de jugadores con un gran margen de crecimiento, este verano el club realizó tres contrataciones de larguísima duración, al firmar a Álvaro Tejero, Edu Expósito y a Quique González hasta el 2024.