Eibar

Las lesiones condicionan el arranque del Eibar

Las lesiones condicionan el arranque del Eibar

Pedro León, con una lumbalgia, e Iván Ramis, aquejado de una microrotura fibrilar, causarán baja de dos a tres semanas

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZEIBAR.

El Eibar se las prometía muy felices porque las lesiones habían sido pocas y de escasa gravedad a lo largo de la pretemporada, pero a solo tres días del inicio de la competición liguera José Luis Mendilibar se encuentra con que en el primer partido del domingo (18.15 h. en Ipurua) ante el Huesca no podrá alinear ni a Iván Ramis ni a Pedro León, dos de los efectivos más relevantes de su plantel.

Ambos venían arrastrando molestias físicas en los últimos días, pero en el Eibar albergaban la esperaza de que pudieran recuperarse a tiempo para encarar el inicio de la competición ante el recién ascendido cuadro oscense. Sin embargo, los resultados de las pruebas médicas a las que ambos fueron sometidos ayer han descartado esta posibilidad.

Iván Ramis llegó a participar en los minutos iniciales de la sesión que el cuadro azulgrana llevó a cabo ayer en las instalaciones de Atxabalpe, pero tras retirarse al poco de comenzar debido a que los dolores fueron en aumento, el Eibar informó de que sus molestias musculares eran producto de una microrrotura fibrilar en el bíceps femoral de la pierna derecha. Una lesión, la enésima que sufre desde que llegó al Eibar hace ya tres campañas, que le mantendrá en el dique seco durante las próximas dos ó tres semanas. Es decir, se perderá el mencionado choque inaugural ante el Huesca y la posterior visita a Getafe en la segunda jornada, y queda a expensas de saber si podrá estar disponible de cara al derbi ante la Real, fijado para el 31 de agosto.

Rubén Peña presume de ilusión y hambre

Rubén Peña ha ido adquiriendo galones en una plantilla que según él llega al inicio liguero cargada de «ilusión y hambre de hacer las cosas bien». Confiado en un bloque compacto y homogéneo, el abulense y sus compañeros quieren dar carpetazo al verano estrenando la campaña con un triunfo ante el Huesca.

El infortunio también se ha vuelto a cebar con Pedro León, que tras dejar atrás la lesión de rodilla que le trajo por la calle de la amargura en la pasada temporada, ahora le toca lidiar con una lumbalgia aguda que le ha impedido ejercitarse junto al resto de sus compañeros desde hace más de un semana. El murciano, llamado a ser una de las puntas de lanza del equipo armero, necesitará entre 10 y 15 días para poder recuperarse y reincorporarse a la dinámica del grupo.

Todo un contratiempo para el de Mula, que soñaba con figurar en las alineaciones de Mendilibar desde el pistoletazo de salida del campeonato liguero, después de que en el pasado ejercicio solo pudiera ayudar al equipo en apenas doce partidos del tramo final de liga, antes de que unas nuevas molestias musculares le llevarán a perderse los dos últimos partidos.

Calavera y Gálvez, ok

Al menos, el técnico del Eibar sí tendrá a su disposición a Gálvez y Calavera, los dos jugadores que han arrastrado las lesiones más prolongadas del verano, aunque todo apunta a que ninguno de los dos tendrá un hueco en el primer once inicial del curso. De hecho, el Eibar no descarta la posibilidad de que el granadino termine cambiando de aires porque cinco centrales son multitud. No ocurre lo mismo con el lateral, que sí competirá con Rubén Peña por el puesto cuando adquiera más ritmo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos