El Eibar invertirá diez millones de euros en la Tribuna Oeste

El convento de Ipurua y campo anexo de Ipurua, con la tribuna oeste al lado. / MORQUECHO
El convento de Ipurua y campo anexo de Ipurua, con la tribuna oeste al lado. / MORQUECHO

Las obras del estadio armero avanzan en el plazo previsto y se prevé que puedan estar finalizadas para el comienzo de la temporada 2019-2020

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

El Eibar se dispone a dar un buen mordisco a sus desahogadas arcas. Para completar la ambiciosa renovación de Ipurua aprovechando los beneficios que conlleva afrontar su quinta temporada en Primera, el club armero tendrá que realizar el mayor desembolso de su historia para edificar la Tribuna Oeste, cuyo coste de ejecución rondará los diez millones de euros, casi el triple que la grada este.

Las obras del estadio, que comenzaron nada más terminar el pasado campeonato, avanzan según los pasos previstos, por lo que si todo va según lo planeado finalizarán justo para el comienzo de la temporada 2019-20.

Ya se han completado los trabajos de canalización de Iberdrola, lo que supondrá el desvío de una línea de media tensión, que tenía su inicio en el Polideportivo municipal por la carretera a Elgeta y cruzaba por debajo de la grada, hasta un centro de transformación ubicado en la calle Santainés. Una vez esta línea esté de nuevo en marcha con un nuevo CT (centro de transformación), se procederá a dar la entrada de las máquinas excavadoras para que, a partir del 1 de agosto, comiencen a dragar hasta el nivel de calle el terreno ocupado por el anexo, lo que provocará un importante movimiento de tierras.

Las actuales cabinas de prensa serán demolidas para construir una nueva planta encima de la grada

Durante esta fase el Eibar mantendrá la grada Oeste en funcionamiento hasta que según se contempla en los planes, se inicie su demolición en octubre o noviembre.

Una grada en el anexo

El nuevo campo del anexo, con mismas dimensiones que el actual, tendrá una pequeña grada ubicada en la ladera más próxima a Elgeta, y albergará vestuarios en la zona baja y oficinas en la parte alta.

El césped de Ipurua va a sufrir un desplazamiento de 2,60 metros para garantizar la visibilidad

La nueva Tribuna Oeste tendrá un primer sótano con un garaje a nivel de calle, espacio que se destinará a acoger principalmente toda la infraestructura de los días de partido. Es decir, las unidades móviles de televisión, el autobús del club visitante, los vehículos de árbitros, seguridad y demás personal autorizado tendrán acceso a esta nueva zona donde se ubicará también la zona mixta, sala de prensa, zona de trabajo para periodistas y espacios para usos diversos.

Todos los accesos de prensa se realizarán por la calle Santainés y, a través de un pasillo, se podrá acceder a las nuevas ubicaciones de prensa que estarán en la Tribuna Principal, ya que las actuales cabinas de prensa serán demolidas para construir una nueva planta encima de la grada, aprovechando todo el largo de la tribuna.

El siguiente nivel de la Tribuna Oeste es una entreplanta en la que estará ubicado el aparcamiento de los jugadores y cuerpo técnico del Eibar y la zona destinada al almacenaje de los carros para las luces y jardinería con acceso directo al campo. Un nivel más arriba estará el nuevo gimnasio.

La nueva tribuna tendrá tres nuevos accesos, uno en la propia curva de la calle Santainés y los otros dos paralelos al nuevo campo anexo. Además, el nuevo edificio tendrá dos bares y servicios nuevos.

Paralelamente, el césped de Ipurua va a sufrir un desplazamiento de 2,60 metros hacia la zona de las monjas, con el fin de garantizar la visibilidad de los fondos.

 

Fotos

Vídeos