Yanis conduce el esférico por la banda el sábado en La Rosaleda.. / C. Guerrero

El Eibar guarda en Ipurua la llave que conduce al ascenso

El cuadro armero disputará en su estadio tres de las cinco finales que restan, las dos próximas de forma consecutiva

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

A expensas de lo que ocurra hoy en el duelo que el Almería afronta (21.00h) ante el Sporting de Gijón con la presión de haber perdido de forma provisional su segunda plaza en favor de un Valladolid que ganó en Miranda (0-1), el Eibar cerrará la 37ª jornada al frente de la clasificación por 14ª semana consecutiva.

Pese a que no se ha cumplido su deseo de aumentar la renta de dos puntos que mantienen sobre el cuadro pucelano, el trascendental triunfo obtenido en Málaga tras dos meses sin catar la victoria como visitante, los armeros caminan firmes hacia el ascenso directo, conscientes de que la llave que abre la puerta hacia el cielo está guardada a buen recaudo en Ipurua, donde disputará tres de las cinco finales que restan, las dos próximas de forma consecutiva ante el Zaragoza y el propio Valladolid.

Garitano, en Miranda

De ahí que Gaizka Garitano estuviera presente ayer en Anduva, junto al director deportivo César Palacios y el analista del club, Andoni Azkargorta, para estudiar de primera mano al conjunto blanquivioleta, con el que se verá las caras dentro de dos semanas, en día y hora aún por definir.

En cualquier caso, conociendo al técnico armero, su único pensamiento a partir de hoy estará centrado en el choque del sábado (18.15 h) ante un equipo maño que ya se impuso a los armeros en La Romareda y que se presentará en el estadio armero con la tranquilidad de no jugarse nada en otra decepcionante campaña en la que se ha quedado lejos de estar entre los mejores.

Un duelo de los denominados 'trampa' que la escuadra eibarresa afrontará con la moral por las nubes tras espantar gran parte de los fantasmas que le perseguían tras enlazar tres partidos sin ganar, en los que solo fue capaz de sumar dos puntos tras ceder sendos empates en casa ante el Mirandés (1-1) y la UD Las Palmas y la derrota cosechada en Ibiza (2-0).

Aunque necesitó realizar 23 disparos, 11 de ellos a puerta, para salir triunfante de La Rosaleda (1-3), el Eibar consiguió uno de los resultados más abultados de la temporada, curiosamente sin el concurso de Stoichkov, su máximo anotador. Y pese a que el gaditano estuvo presente en todo momento en la mente de sus compañeros por el fallecimiento de su padre, entre todos lograron solventar su ausencia, dejando patente una vez más que el catálogo de recursos que Garitano tiene en sus manos es toda una garantía de éxito.

Y es que si el pasado fin de semana Llorente se erigió en el salvador de los azulgranas, esta vez la gloria se la llevó Fran Sol, que según saltó al campo consumó una épica remontada que vale su peso en oro. Pero, además, no hay que olvidar que jugadores como Yanis y Aketxe también llegan plenos de forma al momento decisivo.