S.D. Eibar

El Eibar estudia incluir el quinto campo en el diseño de la Ciudad Deportiva

Fotomontaje de la futura ciudad deportiva del Eibar, que se ubicará en Areitio./
Fotomontaje de la futura ciudad deportiva del Eibar, que se ubicará en Areitio.

La ingeniería encargada de redactar el proyecto apunta que «sería técnicamente más sencillo y económico» integrarlo desde el inicio

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZEIBAR.

El Eibar y la ingeniería LKS ya se han puesto manos a la obra para redactar el proyecto de la futura Ciudad Deportiva que se ubicará en Areitio y ya se anuncian novedades importantes. Aunque inicialmente estaba previsto que las futuras instalaciones dispusieran de cuatro campos, con la posibilidad de edificar otro más en el futuro en función de las necesidades, se está barajando incluir la construcción de la quinta superficie en los planos de ejecución desde el principio. Y es que según ha hecho público el club en una nota informativa colgada en su web oficial «resultaría técnicamente más sencillo y económico» que el quinto campo figure en el plan inicial, aunque el club se reserve la opción de llevarlo a cabo «cuando lo estime necesario».

Esta es una de las principales conclusiones extraídas del trabajo en común que la entidad azulgrana está realizando desde hace ya unas semanas con la ingeniería seleccionada para realizar el diseño definitivo de las futuras instalaciones deportivas. La elección de la firma era precisamente el punto de partida imprescindible para dar inicio a la gestión de los trámites burocráticos y, tras analizar varias propuestas, el Eibar se ha decantado por LKS, una empresa de reconocido prestigio internacional que forma parte del Grupo Mondragón, con sede corporativa en Arrasate, y que también se está encargando de proyectos tan relevantes como la reforma de las instalaciones deportivas del Athletic Club en Lezama, así como de la gestión integrada del proyecto y construcción de la remodelación del estadio de Anoeta.

CIUDAD DEPORTIVA

16 millones de euros
Es el presupuesto estimado para su construcción, de los cuales 12,3 corresponden a la obra civil.
18 meses
Es el plazo calculado para su ejecución, al margen de los trámites legales precisos.
81.304 metros cuadrados
Será la superficie que ocupen las instalaciones.

El club y la ingeniería han mantenido ya diferentes reuniones con responsables del Ayuntamiento de Mallabia y en breve se reunirán con los responsables de Urbanismo, Medio Ambiente y Carreteras de la Diputación Foral de Bizkaia.

El objetivo de estas reuniones es conocer oficialmente al detalle y de primera mano los requisitos técnicos y legales que deberán ser cumplimentados y que serán incluidos en el proyecto que se elabore.

Estos trámites, obligatorios e ineludibles en cualquier actuación urbanística de estas características, son previos al plazo de 18 meses previstos desde el momento en que pueda dar comienzo la obra, tal y como se informó con anterioridad a la celebración de la Junta de Accionistas celebrada el pasado 24 de octubre.

El Eibar y LKS han realizado ya los primeros esbozos del proyecto que, podría sufrir una modificación muy importante respecto al que se presentó y obtuvo el refrendo mayoritario de los accionistas, puesto que aunque ya se contemplaba la construcción de un quinto campo, no se había incluido en los gráficos que el club presentó ante su masa social. En la entidad alegan que «desde el punto de vista tanto de la elaboración como de la ejecución del proyecto, resulta más sencillo y económico incluir desde el primer momento la construcción del quinto campo, si el club estima necesario que así sea».

Cabe recordar que hay espacio de sobra, toda vez que las futuras instalaciones abarcarán un total de 81.309,95 m2 del solar enclavado en el alto de Areitio. Una obra que, como ya es sabido, tiene un coste estimado de 16 millones de euros, de los cuales 12,3 corresponden a la obra civil, y cuyo plazo de ejecución será de 18 meses, una vez que se obtengan todos los trámites necesarios para proceder al inicio de los trabajos.

La construcción de este complejo deportivo no supondrá un endeudamiento para la entidad armera, que cuenta con un activo disponible superior a los 30 millones de euros.

Más