SD Eibar

El Eibar espera a Marko Dmitrovic

Marko Dmitrovic se incorporará a la dinámica de la pretemporada mañana. / FÉLIX MORQUECHO
Marko Dmitrovic se incorporará a la dinámica de la pretemporada mañana. / FÉLIX MORQUECHO

El guardameta serbio tiene una semana más de vacaciones tras sus compromisos internacionales | El de Subotika se reincorpora mañana al trabajo junto con el resto del equipo armero

ANDER CURIELEIBAR.

La SD Eibar volvió el miércoles al trabajo tras unas largas vacaciones que comenzaron en el mes de mayo. Sin embargo, en el primer entrenamiento de la temporada en Atxabalpe muchos fueron los que notaron una ausencia importante entre los activos del equipo: la del guardameta serbio Marko Dmitrovic.

Una baja que, según los comentarios de los presentes, podía deberse a su inminente marcha del equipo armero hacia algún club europeo.

Sin embargo, y nada más lejos de la realidad, Marko Dmitrovic se encuentra actualmente disfrutando de sus vacaciones de verano.

Esto tiene una explicación lógica, ya que tras el final de la temporada en mayo, el jugador serbio fue llamado a competir con la selección absoluta de su país en los clasificatorios de la Eurocopa del verano que viene. Por ello, la SD Eibar ha dado permiso al jugador para incorporarse mañana a la dinámica del resto del equipo.

Temporada sobresaliente

El guardameta de Subotika es un fijo para José Luis Mendilibar desde prácticamente su entrada en el equipo hace dos temporadas.

El poderío físico, la capacidad de reacción y lo determinante del cancerbero hacen de él una máquina bien engrasada de parar balones. Quizás por eso esta temporada y la anterior solamente las lesiones han sido capaces de dejarlo fuera del once inicial del equipo armero. La más larga hasta la fecha ocurrió en octubre de 2018, cuando unas molestias en la zona del pubis lo obligaron a pasar por el quirófano.

Dmitrovic estuvo fuera de los terrenos de juego durante diez largas jornadas en las que su sustituto bajo palos pasó a ser Asier Riesgo.

Sin embargo, nada más volver, el guardameta volvió a dar un golpe importante sobre la mesa salvando puntos ante equipos como Leganés o Celta de Vigo, ante los que su exhibición sirvió para que los armeros no pasaran apuros en el tramo final de la temporada.

Escaparate europeo

Su nivel y capacidad de liderazgo en el equipo lo llevaron el verano pasado al Mundial de Rusia con la selección absoluta. A pesar de no disputar ni un solo minuto de dicha competición, Dmitrovic se mostraba confiado en que su oportunidad estaba cerca.

Bastaron tres meses para que el serbio se hiciera con los mandos de la selección absoluta serbia en la Nations Cup de la UEFA. Desde entonces, el portero ha disputado 7 de los últimos 10 encuentros de su selección, incluidos los partidos ante Ucrania y Lituania de junio. Sin duda un escaparate más que llamativo para un guardameta que a sus 27 años todavía podría dar el salto a un equipo grande de Europa.

Futuro incierto

En Eibar siguen muy de cerca los posibles movimientos de mercado que puedan darse de aquí hasta el 31 de agosto, ya que en las quinielas de muchos aficionados entra la posibilidad de que Dmitrovic abandone el club armero tras una oferta millonaria de algún gigante europeo.

«Estoy muy a gusto en Eibar y solamente si la oferta que llegue es buena tanto para mí como para el club me sentaría a negociar», ha afirmado en varias ocasiones el de Subotika.

Desde el club, sin embargo, se muestran tranquilos y confían en que Marko Dmitrovic continuará desde la próxima semana en la dinámica del equipo, un baluarte imprescindible en el cuadro armero.